Una joya llegada directamente de lo que muchos consideran la Edad de Oro de los rallies. Aquella de los años 90 y principios de los 2000 que dio nombres legendarios como Tommi Mäkinen, Colin McRae, Marcus Grönholm o nuestro Carlos Sainz. Aquella de los duelos entre los Subaru Impreza y los Mitsubishi Lancer Evo. Eso es el coche que actualmente está subastando Collecting Cars. Hablamos del Subaru Impreza WRC de Richard Burns, con el que el piloto inglés ganó el Rallye de Gran Bretaña de 2000, y que se encuentra en un estado tan intacto que parece una cápsula del tiempo. Por eso los promotores de la venta lo llaman “el coche WRC más original del mundo”.

Y es que la mayoría de los de aquella gran era acabaron destrozados o han sido restaurados en los últimos años. Pero este caso es un poco distinto. Fue comprado por un entusiasta en la misma línea de meta de la prueba británica, y conservado sin añadir ni quitar nada. Lo único que se ha realizado es una puesta a punto mecánica.

Subaru Impreza WRC de Richard Burns curva

Tanto es así que no solo luce las ‘heridas de guerra’ en el frontal o en el retrovisor (prácticamente desaparecido), sino que dentro pueden encontrarse la documentación original, el teléfono móvil Nokia colocado en su soporte… E incluso las barritas energéticas que consumía allá por el 2000 el dúo Richard Burns-Robert Reid.

Mitsubishi UK saca a subasta 14 modelos clásicos

Este (historia) Subaru Impreza S6 WRC de Richard Burns, que lleva el número de chasis 11, no solo se impuso en el rallye ‘de casa’ del tristemente fallecido piloto, una gesta aún hoy recordada por muchos aficionados, sino que también compitió esa misma temporada en Córcega y San Remo. Y, como quien tuvo retuvo, sigue totalmente operativo. De hecho, en los últimos años se ha usado en algunas ocasiones para demostraciones, informa Collecting Cars.

Subaru Impreza WRC de Richard Burns volante

Después de que, hace unos meses, saliera a la venta un Peugeot 205 Turbo 16 Evolution 2 que compitió en el Rallye de Córcega de 1985, esta es otra ocasión para que los amantes de los rallyes sueñen con un pedacito de historia intacta.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.