Los motores V8 se han llevado gran parte del protagonismo a lo largo de la Historia. Mucho más comunes que los V10, y no tan caros y exclusivos como los V12, lo motores de ocho cilindros en V se han equipado en todo tipo de vehículos, desde los muscle car a grandes berlinas e incluso deportivos con motor central. Y esto, unido a la popularidad de los cuatro cilindros, ha eclipsado en gran medida a los motores de seis cilindros, que siempre se han visto relegados a un segundo plano.

No muy eficientes para coches comunes y poco potentes para un deportivo, a los motores de seis cilindros (en especial, los V6) se les ha considerado como las ovejas negras de la industria del automóvil. Sin embargo, en este artículo vamos a romper una lanza en su favor y te mostramos una lista que incluye 8 motores de seis cilindros que ponen en un aprieto a muchos V8 del mercado.

Los 9 mejores motores de cuatro cilindros de la Historia

8 motores de seis cilindros que ponen en un aprieto a muchos V8

BMW S54

motores 6 cilindros

El motor del BMW M3 E46 (prueba) es uno de los mejores propulsores de seis cilindros que se han fabricado hasta la fecha. Este bloque de aspiración natural y 3.2 litros desarrolla 343 CV de potencia y 365 Nm de par, unido a un coche con un chasis excepcional, gran capacidad de giro y un 0 a 100 km/h que completa en 5,2 segundos. Además, la versión M3 CSL de 360 CV aligeró su peso y mejoró aún más su comportamiento dinámico.

Toyota 2JZ-GTE

Otro de esos motores de seis cilindros que, sin duda, ponen en un compromiso a muchos V8 es el mundialmente famoso 2JZ-GTE de Toyota. Este propulsor, que se montó principalmente en el Toyota Supra A80 (prueba), entre otros, es una mecánica biturbo de 3.0 litros capaz de entregar 320 CV de potencia y 450 Nm de par. Si bien las cifras pueden no parecer intimidantes, es un bloque reforzado muy potenciable que puede llegar a alcanzar los 2.000 CV.

Nissan RB26DETT

motores 6 cilindros

Si hablamos del 2JZ-GTE de Toyota, no podemos olvidarnos del RB26DETT de Nissan. Esta mecánica se encargó de propulsar a las generaciones R32, R33 y R34 del Nissan Skyline GT-R, un propulsor de seis cilindros en línea (al igual que el 2JZ), con 2.6 litros de cilindrada, turbos gemelos y una potencia declarada de 280 CV, aunque se dice que en realidad era de unos 320 CV. Este poderoso propulsor, además de ser un éxito en competición y ventas para la marca japonesa, también es muy demandado entre los preparadores por su margen de mejora, llegando a alcanzar cifras de potencia cercanas a las del 2JZ-GTE.

Volkswagen VR6

motores 6 cilindros

El motor VR6 de Volkswagen es una mecánica de seis cilindros muy particular, ya que no tiene una disposición de cilindros en línea y tampoco en V. En realidad, solo presenta un ángulo de 15º, por lo que se considera un motor en V estrecha. Los VR6 del fabricante alemán estuvieron en activo desde 1991 con cilindradas que iban desde los 2,8 a 3,2 y 3,6 litros. A pesar de ser un motor de aspiración natural, llegó a ofrecer hasta 300 CV de potencia en el Passat R36 de 3.6 litros lanzado al mercado en 2008. Con doble turbocompresor, puede incluso llegar a duplicar estas cifras de potencia.

Jaguar XJ220

motores 6 cilindros

El superdeportivo destinado a equipar un V12 que se tuvo que conformar con un V6 biturbo derivado del MG Metro 6R4 diseñado para el Grupo B de rallyes. El Jaguar XJ220 fue impulsado finalmente por un bloque de 3.5 litros y seis cilindros en V, pero con una potencia de 550 CV y un par motor de 644 Nm. A pesar de ello, el XJ220, que estaba unido a un cambio manual de cinco velocidades, logró alcanzar los 349 km/h y convertirse en el coche de producción más rápido del mundo entre 1994 y 1998, hasta que el McLaren F1 batió el récord con 386 km/h en 1998.

Nissan VR38DETT

motores 6 cilindros

La historia del Nissan GT-R nos ha demostrado que es un coche especial, diferente a casi todo lo que se comercializaba en el mercado de los coches deportivos. La undécima generación de Godzilla, conocida como R35, estrenó un nuevo motor, el VR38DETT, una mecánica V6 biturbo de 3.8 litros con hasta 600 CV de potencia en el Nissan GT-R Nismo. Esta mecánica, unida a la excelente capacidad de tracción del GT-R, lo convirtieron en referente dentro de su segmento durante varios años, batiendo a rivales, en principio, más rápidos y veloces.

Porsche 959

motores 6 cilindros

Algo más clásico, pero igualmente impresionante, es el Porsche 959 (conoce su historia). El superdeportivo más avanzado construido en los años ’80 portaba también un motor de seis cilindros. En este caso, un bóxer de 2.85 litros con un sistema de doble turbocompresor capaz de desarrollar 450 CV de potencia con 500 Nm de par. Estaban gestionados con un cambio manual de seis velocidades y un sistema de tracción a las cuatro ruedas, con el que podía pasar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 319 km/h. De hecho, estos registros le valieron para ser el coche de producción más rápido del mundo hasta la llegada del Ferrari F40 (prueba).

KIA Stinger GT

motores 6 cilindros

Cerrando la lista de los 8 motores de seis cilindros que ponen en un aprieto a muchos V8, el propulsor del KIA Stinger GT (prueba). No tanto por sus prestaciones, sino por aparentar ser un coche menos deportivo, el Stinger GT y su motor V6 sobrealimentado de 3.3 litros puede sorprender a más de un coche con motor V8. El propulsor desarrolla 370 CV de potencia y 510 Nm de par, tiene cambio automático de ocho velocidades y tracción total. Anuncia un 0 a 100 km/h de 4,9 segundos y una velocidad máxima de 270 km/h.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.