En el prestigioso Concorso d’Eleganza Villa d’Este de 2015, el carrocero italiano presentó el Zagato Maserati Mostro, un precioso y elegante coche de carreras inspirado en el Maserati 450S Coupé Zagato de 1957 de Le Mans. Un coche con el que, de paso, la Maserati celebra su centenario. Ahora, llega el turno para la variante descapotable, el Zagato Mostro Barchetta.

Esta es la última colaboración entre ambas casas, una alianza que se inició en el lejano 1931 con el Maserati 8C 2500 Sport Zagato. Pero ¿por qué a algo tan bello se le llama monstruo? Andrea Zagato, presidente de la compañía, lo explica: «Decidimos el nombre del proyecto inspirándonos en la primera reacción de Sir Stirling Moss, que dijo: «Hermoso como un monstruo» cuando vio por primera vez el Maserati Coupé. Es el propio oxímoron que expresa bien la unión entre la potencia brutal y la filosofía de la belleza”. Si lo dijo Moss…

Zagato Mostro Barchetta: inspirado en el ‘monstruo’ que sorprendió a Stiling Moss

Zagato Mostro Barchetta

El diseño del Zagato Mostro Barchetta es obra de Norihiko Harada, vicepresidente de diseño de Zagato, y nos recuerda la perfecta proporción de la barchetta de los hermanos Maserati realizada anteriormente para Maserati y posteriormente para Officine Specializzate Costruzione Automobili (O.S.C.A.) durante los años 50.

Alfa Romeo Giulia SWB Zagato: capricho de coleccionista

Los detalles como los dos asientos y el pequeño parabrisas envolvente recuerdan las líneas de los barchetta de carreras. Con su chasis de fibra de carbono MonoCell, la ausencia del control electrónico de tracción y la caja de cambios montada en el bloque frontal (configuración típica de los coches de carreras), el Mostro Barchetta muestra lo mejor de sí mismo en la competición y, al mismo tiempo, resulta emocionante en todo tipo de vías.

Dos opciones mecánicas

El Mostro Barchetta se puede elegir con dos motores: un V6 Nettuno biturbo de 3.0 litros que produce 630 CV, el mismo bloque que mueve el Maserati MC20, y un V8 de 4.2 litros atmosférico con 420 CV. En ambos casos, se combina con una caja de cambios de seis relaciones.

A subasta el BMW Isetta 600 de 1957 que perteneció a Stirling Moss

Maserati solo construirá cinco unidades del Mostro Barchetta, cuyos dueños ya tienen nombre y apellidos. Son asignados de la lista de clientes coleccionistas de Zagato. ¿El precio? No se sabe, pero tanta exclusividad se paga caro.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.