En el más de un siglo de historia de los automóviles hay ciertos elementos que, aunque han evolucionado, siguen siendo bastante parecidos a su concepto original. El volante es un ejemplo de ello, pues es básicamente lo mismo que en los comienzos, aunque con airbag incorporado y controles en los laterales. Pero este diseño de General Motors es un salto de gigante.

Saab 9000 Prometheus (1987): el coche con joystick en lugar de volante

Lo ha compartido la marca en su cuenta de Instagram y, aunque no ofrece datos de él, solo por lo que se puede ver, es una auténtica locura:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de GM Design (@generalmotorsdesign)

Lo primero que llama la atención es su forma, aunque no es algo nuevo, que opta por un volante “recortado” que básicamente es una tabla horizontal, con agarres en los laterales que en esta ocasión están forrados en cuero. Este formato, a pesar de lo espectacular que es a la vista, no es de los más prácticos en un modelo de calle.

Pero lo realmente interesante es lo que viene después, pues estamos ante un dispositivo que integra en el volante todas (o al menos la mayoría) de las funciones que normalmente se reparten entre el cuadro de instrumentos y la consola central.

Junto a las agarraderas se presentan una serie de botones hápticos para controlar diversos aspectos, mientras que en la zona inferior se encuentran las teclas que llevan a ‘Home’ (en la izquierda) y a ‘Menú’ (en la derecha).

Y toda la parte central está formada por una pantalla de gran tamaño que ofrece distintos tipos de visualización en función del modo de conducción elegido. Así, si el vehículo circula de forma autónoma muestra los gráficos y opciones habituales de un sistema multimedia, pero si es el piloto el que está al mando, actúa muestra lo que hay delante del vehículo, incorporando en realidad aumentada las indicaciones que puede dar un Head-Up Display convencional.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.