Ayer tuvo lugar una triste y dolorosa escena para cualquier aficionado al mundo del automóvil: un Ferrari F40 arde en las calles de Mónaco. Es una pena que un coche clásico acabe calcinado, pero más todavía si se trata de un vehículo tan especial y apreciado como el Ferrari F40 (prueba). Un superdeportivo que marcó a una generación con su espectacular imagen y brutales prestaciones.

10 curiosidades del Ferrari F40

El incendio de un Ferrari F40 en Mónaco afortunadamente solo tuvo consecuencias materiales. Todavía no se sabe con exactitud qué es lo que lo provocó, pero atendiendo a los vídeos que tienes más abajo, parece que el fuego se originó en el vano del motor. En el primero de ellos se ve a una persona cerrando la puerta del Ferrari y levantando los brazos con impotencia.

Probablemente se trata del conductor del F40, una unidad matriculada en Mónaco. El coche acabó consumido por las llamas prácticamente por completo, como puedes apreciar en las fotografías. La carrocería, fabricada con materiales compuestos, ha quedado seriamente dañada y la intensidad del fuego seguramente también ha afectado a la integridad estructural del chasis.

Por desgracia, el incendio de este Ferrari F40 en Mónaco no es el primero que vemos en los últimos años. En 2016, por ejemplo, una unidad del F40 recién restaurada se quemó por completo la primera vez que salía del taller y en 2017, otro ejemplar sufrió un incendio mientras participaba en un evento en Italia. Así que llevar a bordo al menos un extintor debería ser algo obligatorio si eres el afortunado poseedor de uno de estos exclusivos modelos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de 🇫🇷FRENCH CARSPOTTER🇫🇷 (@passion_car_rs) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de POG (@pogforever) el

Imágenes: Facebook

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.