Fernando Alonso ha completado los dos días de tests que ha realizado en Sudáfrica. El asturiano ha podido probar el Toyota Hilux con el que Nasser Al-Attiyah ganó el Dakar de este año, pero en lugar del Qatarí, ha tenido a otro campeón de la prueba más dura del mundo: Giniel de Villiers.

Vídeo: Fernando Alonso también pilotó un Grupo B

El expiloto de Fórmula 1 ha podido realizar los tests con la pick-up japonesa, que equipa un motor V8 5.0 con 385 CV y 620 Nm, en dos tramos de desierto, uno de 8 kilómetros de longitud y otro de 17. El bicampeón del mundo de Fórmula 1, ganador de las 24 Horas de Le Mans y actual líder de la clasificación de pilotos del WEC ha comprobado las diferencias de esta con el resto de las disciplinas en las que ha competido.

“He seguido el Dakar y gracias a TOYOTA GAZOO Racing he tenido la oportunidad de venir aquí a Sudáfrica a probar el Toyota Hilux ganador del Dakar 2019. He podido probar muchas disciplinas y conducir numerosos vehículos en los últimos dos años y esta era una gran oportunidad. Ha sido divertido; ciertamente muy diferente a lo que estoy acostumbrado a conducir, pero muy interesante. Hemos incrementado paulatinamente la velocidad aprendiendo pasada tras pasada. No es fácil leer las irregularidades del terreno y saber cuál es la velocidad máxima a la que puedo pasar pero he cogido mucha confianza en cada tramo”, ha manifestado el piloto de Toyota.

Fernando Alonso prueba el nuevo Toyota Supra en circuito

Sobre el coche, Fernando Alonso ha declarado: “El comportamiento del Toyota Hilux es excepcional, tiene un buen agarre y equilibrio, muchísima potencia y una frenada impresionante. Es increíble conducir este coche”, ha finalizado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.