Vídeo: la pérdida de potencia de un Ford Mustang después de 30 años

Con el paso de los años y el kilometraje elevado, un motor de combustión interna, por norma general, suele perder algo de potencia y reduce así el rendimiento en comparación a las cifras oficiales arrojadas en su día por el fabricante. Pero, ¿cuánto es capaz de perder en tres décadas? Para dar respuesta a este dilema, te traemos un vídeo que muestra cuál es la pérdida de potencia de un Ford Mustang después de 30 años y 278.000 kilómetros.

El vehículo en cuestión es un Ford Mustang Fox Body de 1989, un modelo equipado con un motor V8 de 5.0 litros que, en gran medida, se ha mantenido de origen si no tenemos en cuenta el sistema de escape completo o el avance del encendido modificado. También cuenta con un kit de carrocería y un juego de llantas firmad por Saleen, aunque estos últimos dos componentes no afectan a las prestaciones del motor.

La pérdida de potencia de un Ford Mustang después de 30 años

video-perdida-potencia-ford-mustang-despues-30-años

A pesar de las ligeras modificaciones, que podrían añadir alrededor de 20 CV extra, se espera que este Ford Mustang (prueba) haya perdido potencia debido al paso del tiempo y a los casi 300.000 kilómetros que acumula en su marcador. Sin embargo, tras realizar la prueba en el banco de potencia descubrimos que las cifras realmente no son más bajas, sino que han aumentado y/o mantenido con respecto a las originales de 1989.

El Mustang arrojó 229 CV de potencia y un par motor máximo de 397 Nm. Para poner en contexto estas cifras, Ford anunciaba en la época que el Mustang Fox Body V8 5.0 tenía una potencia de 225 CV y un par motor de 407 Nm, lo que se traduce en un incremento de 4 CV y una reducción de solo 10 Nm en los niveles de par motor. También hay que tener en cuenta que estas cifras se han medido a la rueda y que Ford probablemente determinara las especificaciones de fábrica midiendo la potencia al cigüeñal, es decir, sin la pérdida natural que aporta la transmisión, la cual se encuentra alrededor de un 15%.

La historia del Ford Mustang, una leyenda viva

Teniendo en cuenta el estado en el que se encuentra este Mustang Fox Body y que ha sido sometido a un mantenimiento riguroso a lo largo de su vida, es de entender que la pérdida de potencia haya sido mínima. Elimina las modificaciones que le aportan algo más de vida al motor y verás que, incluso contando con la restricción de la transmisión, la potencia apenas se ha reducido en las últimas tres décadas. No te pierda el vídeo (en inglés).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.