Una furgoneta de carga debe aguantar lo que le echen. Literalmente. Así que no es de extrañar que la sometan a toda clase de ‘perrerías’ antes de ponerla en circulación, para probar su resistencia. Y eso es precisamente lo que podemos ver en el último vídeo que nos enseña los ‘tests tortura’ de la Ford E-Transit, la versión eléctrica de la superventas americana que llegará el año que viene. Una década de uso intenso comprimida en apenas unas semanas.

En concreto, en los tres meses que duraron estas pruebas, se recrearon los efectos de 240.000 kilómetros de conducción. El vehículo comercial se enfrentó así a condiciones invernales en Míchigan (Estados Unidos). Después, en la cámara especializada de Ford en Colonia (Alemania), tuvo que pasar dos semanas a más de 40 grados (una simulación lograda con 28 focos con bombillas de 4.000 vatios) y también a -35. Y llegar hasta 2.500 metros de altitud totalmente cargada también formó parte de los ‘tests tortura’ de la Ford E-Transit.

A esas dos fases las sucedió otra con miles de pasadas por pistas con baches, desniveles, guijarros y empedrados en las instalaciones de Ford en Lommel (Bélgica). La durabilidad del paquete de baterías, el motor eléctrico y la suspensión trasera se probó conduciendo repetidamente a través de baños de barro y sal. Y hubo chorros de agua salada para testar la resistencia a la corrosión de los componentes. Eso, sin contar con que también se ha hecho funcionar al motor eléctrico durante 125 días sin descanso.

PRUEBA: Ford Transit Custom Plug-in Hybrid

Todo, de cara a demostrar antes de su salida al mercado, que se producirá a principios de 2022, que la versión 100% eléctrica de la histórica Ford Transit es tan fiable como su ‘hermana’ diésel. Y, por si fuera poco lo ya hecho, pronto se realizarán también pruebas con clientes en supermercados, servicios públicos y reparto de última milla.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.