El fallecimiento de Ken Block ha llenado de tristeza el mundo del motor, pero el piloto siempre será recordado por la enorme cantidad de eventos, gymkhanas y vídeos en los que participó. Incluso en su última etapa, una vez entró a formar de Audi, le dio tiempo a ponerse a los mandos de modelos míticos como el Audi Sport Quattro S1 E2 del Grupo B y el prototipo del Grupo S.

Fue en octubre de 2021 cuando Block compartió, a través de su canal de Youtube, un vídeo en el que contaba como había llegado la oportunidad de probar estas dos leyendas, además de dar buena cuenta de ellas después. Y es que se ve claramente que, pese a su experiencia, el ‘43’ estaba claramente emocionado por poder ponerse a los mandos de dos vehículos tan icónicos.

Electrikhana: Ken Block y su Audi S1 Hoonitron hacen de las suyas en Las Vegas

El Audi Sport Quattro S1 E2 es, sencillamente, mítico. Uno de los coches de rallyes más recordados, con un espectacular diseño y una hoja de servicio simplemente espectacular. Este ejemplar, en concreto, es con el que Walter Röhrl consiguió ganar en el Rally de Montecarlo de 1984, tercera victoria consecutiva del piloto en la prueba, cuarta en total.

Pero aunque el primer coche sea espectacular, todavía más impresionante es el segundo. El prototipo del Grupo S de Audi es una rareza, un prototipo no definitivo que no llegó a ver la luz, que apenas se ha conducido desde que se fabricara y que solo un puñado de personas han tenido la oportunidad de coger, siendo Ken Block la última de la que se tiene constancia.

El piloto se ha puesto a los mandos de muchos coches espectaculares a lo largo de su carrera, pero hacerlo en un modelo único en el mundo hizo que hasta alguien con su habilidad fuera algo “duro” por la presión que supone causarle algún daño.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.