Justo cuando está a punto de disputarse una nueva edición de las 24H de le Mans, el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, en Monterey (EEUU) ha cogido uno de los coches más icónicos de la carrera francesa y el que dio el primer título a Porsche. Pero el evento nos dejó un hecho curioso que, afortunadamente, quedó en anécdota y quedó recogido por @e_n_o_r_e_v en Instagram. En este vídeo puedes comprobar el peligro de arrancar un Porsche 917 con la marcha metida.

Porsche 917: una leyenda de Le Mans

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ENÖREV (@e_n_o_r_e_v)

Antes de arrancar un coche, siempre es bueno asegurarse de que el cambio se encuentra en punto muerto. Como se puede ver en el vídeo, en el Pebble Beach Concours d’Elegance una persona se disponía a arrancar un Porsche 917 ganador de las 24H de Le Mans hace más de 50 años.

Esa persona no vio que la primera marcha estaba metida y, al arrancar, el coche avanzó varios metros, arrastrando al hombre que manipulaba el contacto y obligando al público que permanecía expectante alrededor a apartarse bruscamente. Afortunadamente, nadie resultó herido, especialmente, la persona que intentaba poner en marcha el motor del 917, que se puso de pie sin ningún problema. Acto seguido, ya sin la marcha metida, encendió de nuevo el motor.

13 de modelos de Porsche de Le Mans reunidos

Vídeo: así se pone en marcha un Porsche 917 K de 1970

Pebble Beach organizó este año una sesión especial con motivo del L aniversario de la primera victoria de Porsche en Le Mans. La cita debió celebrarse el año pasado, cuando se cumplió la efeméride, pero la evolución de la pandemia del COVID-19 obligó a cancelarla. Sin embargo, en 1971, el 917 volvió a ganar la carrera de resistencia francesa, por lo que el Concours d’Elegance ha vuelto a rememorar aquel éxito.

Para la ocasión, 13 coches de la marca alemana fueron expuestos en la cita norteamericana, entre los que destaca, claro está, el protagonista de la noticia, el Porsche 917. Uno de los mejores coches de carreras de todos los tiempos, pero que también arrastra una cierta fama de peligroso. Los primeros modelos tenían algunos problemas de inestabilidad aerodinámica que, luego, fueron corregidos. En 1971, un 917 se estrelló en la recta de Mulsanne, a más de 360 km/h. Ahora hemos podido comprobar que también puede ser peligroso si te dejar la marcha metida e intentas arrancarlo.

Fuente: Road & Track

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.