Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

Hace largo tiempo que se desecharon los frenos de tambor (aunque en algunas regiones siguen siendo bastante comunes e incluso e nuestro mercado algún que otro coche los monta), pero dentro de los de disco poca gente conoce todas las variantes que hay. Esperamos arrojar algo de luz sobre ello contándote las ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno.

5 falsos mitos sobre los frenos de la NASCAR

El funcionamiento de todos ellos es muy similar: las pinzas de varias cantidades de pistones ejercen presión sobre los discos hasta que consiguen detener el vehículo. Sin embargo, hay gran variedad de materiales y de diseños que hacen que sea un mundo bastante más complejo de lo que podría parecer en principio.

Estos son los pros y contras de cada tipo:

Sólido

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

La opción más básica y barata de todas las existentes, una sencilla pieza de metal lisa (normalmente de hierro) sobre la que se ejerce presión. Estándar es la palabra para definirla, no destaca en anda, tampoco da problemas, pero no es ni de lejos la más eficiente.

Ventilado

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

La primera evolución y la más común, los dos lados del disco están espaciados entre sí, con un conjunto de canales en su interior que pueden tener varias formas (rectos, curvados, estrellados) y que ayudan a eliminar el calor, evitando el sobrecalentamiento, que pueda haber roturas y alargando la vida útil de los componentes.

Vídeo: esto es lo que se siente cuando te quedas sin frenos en circuito

Perforados

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

Cuando el uso de los frenos es muy intenso, estos acaban generando partículas y gases que generan una película sobre el disco, lo que impide que se ejerza la presión de manera correcta y se pierda efectividad. Taladrarlos es una buena manera de ofrecer a estos ‘deshechos’ una salida y además ayuda (al haber menos disco como tal) a rebajar el peso.

El problema es que precisamente al haber menos metal, hay menos superficie sobre la que disipar el calor y los agujeros pueden convertirse en puntos de estrés por los que acabe rompiendo el disco.

Rayados

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

Se trata de una solución parecida pero que en lugar de atravesar el disco de lado a lado con un agujero, lo raya con incisiones que pueden ser rectas o con forma y que no son tan profundas, permitiendo evacuar los gases. Los bordes de las marcas aumentan la fricción pero lo malo es que aumentan el desgaste de las férulas.

Agujereados

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

Muy similares a los anteriores, consisten en una serie de agujeros que no llegan a atravesar completamente el disco, por lo que disipan los gases pero sin llegar a afectar a la integridad del componente.

Bugatti utiliza la impresión 3D para crear estos frenos de titanio

Lobulados

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

Han saltado de las motos a los coches gracias a Audi, que tomó la idea de Ducati (que es de su propiedad). Ahorran peso porque dada su forma hay menos material y eliminan calor de una manera óptima

Carbocerámico

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de discos de freno

La joya de la corona pasa por sustituir el hierro por un material que disipe todavía mejor el calor. Los carbocerámicos son más resistentes a las altas temperaturas, tienden a ser más duraderos, no se deforman tanto y son más ligeros que todos los demás. Eso sí, todo tiene un precio y el de estos discos de frenos es mucho más caro que el del resto.

Fuente: Carthrottle.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.