Juan Manuel Fangio es uno de los nombres escritos con letras de oro en la historia de la Fórmula 1, habiendo conseguido, nada menos, que cinco títulos mundiales en la década de los 50. Tras su retirada en 1958, Mercedes, la marca con la que consiguió dos de esos cinco campeonatos, le regaló un Mercedes 300 SL Roadster (prueba). Ahora, la casa de subastas RM Sotheby’s pondrá a la venta el Mercedes 300 SL de Fangio.

El coche estará expuesto del 28 de febrero al 4 de marzo, en Reino Unido, y cuenta con 70.000 kilómetros en su odómetro. La casa no ha informado del precio, ya que la casa solo admitirá ofertas por privado, pero atendiendo al modelo y a la historia que arrastra, seguramente alcance una cifra astronómica, de varios millones de euros.

A la venta el Mercedes 300 SL de Fangio

El piloto argentino recibió este 300 SL Roadster en Inglaterra y, según la casa de subastas, inició un viaje por Europa como embajador de Mercedes, acompañado de su novia Andrea Berruet. Posteriormente, el vehículo llegó a Argentina, donde fue registrado en marzo de 1960 como trofeo, para quedar exento de cargas impositivas.

En las décadas siguientes, Fangio siguió conduciéndolo en diferentes pruebas y eventos, como la Mille Miglia o, incluso, el desfile de Miss Mundo de 1978, en el que llevó a la ganadora Silvana Suárez. Desde 1996, el clásico deportivo alemán pasó a formar parte del Museo Fangio.

Totalmente original

Mercedes 300 SL de Fangio

Según RM Sotheby’s, el coche se encuentra en un estado completamente original y los números del chasis, motor, carrocería, cambio y diferencial son coincidentes. También conserva el interior original con cuero de color crema, aunque presenta el desgaste propio de un coche con esta edad. Además, incluye detalles como el pomo del cambio que colocó el propio piloto y una calcomanía de UPPI, la organización precursora de la Asociación de Pilotos de Gran Prix, que fundó Fangio.

Recordemos que el Mercedes 300 SL estaba equipado con un motor de seis cilindros en línea de 3.0 litros que producía 210 CV, combinado con una caja de cambios manual de cuatro relaciones que mandaba toda la potencia a las ruedas traseras. El coche alcanzaba una velocidad máxima de 250 km/h.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.