En 2013 te contamos que un Ferrari 250 GTO se había convertido en el coche más caro del mundo tras haber cambiado de propietario por nada menos que 38 millones de euros. Ahora, cinco años más tarde, otro ejemplar de Ferrari 250 GTO se ha vendido por 68 millones de euros. Pulveriza de esta forma la anterior marca y según expertos como Marcel Massini, es solo el principio, pues estima que durante los próximos cinco años el valor de este ejemplar no hará más que aumentar hasta alcanzar los 100 millones.

Sale a subasta el Aston Martin DB5 que apareció en ‘GoldenEye’

El Ferrari 250 GTO vendido por 68 millones de euros, 80 millones de dólares, luce el número de chasis 4153 GT, que se corresponde con el de la unidad que tienes en las fotos que ilustran la noticia. Un coche que, por cierto, pudimos ver en persona durante la pasada edición del Festival de la Velocidad de Goodwood, donde como puedes apreciar, estuvo expuesto junto a otros ejemplares significativos del icónico modelo de Ferrari como parte de los homenajes del 70 aniversario de la marca.

Esta unidad del 250 GTO es considerada una de las más especiales e hizo su debut en competición en las 24 Horas de Le Mans de 1963, donde finalizó en cuarto puesto para, a continuación, lograr la victoria en el Tour de France de 1964. Para que te hagas una idea de la apreciación que están experimentando estos coches, que sepas que este mismo 250 GTO fue vendido en el año 2000 por 6,5 millones de dólares.

Según varios medios, como Drive, el 250 GTO con chasis 4153 GT habría sido adquirido por David MacNeil, máximo responsable de la firma WeatherTech y poseedor de una gran colección de modelos de Ferrari. Es considerado uno de los GTO más especiales y originales del planeta gracias a su trayectoria en competición y su originalidad.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.