La electrificación es la nueva moda en el mundo del motor: los fabricantes recurren a ella en sus diversas formas tanto para que sus coches más eficientes como para potenciar su rendimiento. Mercedes-AMG va un paso más allá y busca la manera de aplicar esta tecnología a más componentes, lo que le ha llevado a crear el turbo electrificado, que la propia compañía asegura que se encuentra ya en sus fases finales de desarrollo.

PRUEBA: Mercedes-AMG A 35 4MATIC+

Deriva directamente de la Fórmula 1 y ha sido desarrollado en colaboración con Garret Motion. Según el fabricante “resuelve los conflictos entre un turbocompresor pequeño de reacción rápida, que alcanza un rendimiento máximo relativamente bajo, y un turbocompresor grande con un elevado rendimiento máximo pero que, por otro lado, puede sufrir retardo en su respuesta o turbo lag”.

turbo electrificado Mercedes-AMG

Ahora bien, ¿cómo funciona el turbo electrificado de Mercedes-AMG? El sistema de sobrealimentación está formado por un motor eléctrico de unos 40 milímetros que se integra en el eje del turbocompresor, entre la turbina del lado de escape y la rueda del compresor del lado de la admisión. Se encarga de accionar la rueda del compresor antes de que entre el flujo de gases de escape, lo que mejora de manera notable la inmediatez de la respuesta desde el ralentí y hasta el régimen de giro más alto del motor.

De esta manera se elimina el ‘turbo lag’, consiguiendo que el motor de combustión responda más rápido al pisar el acelerador, mejorando el dinamismo de la conducción. Como beneficios colaterales, también se aumenta el par a bajo régimen de revoluciones y aunque el conductor levante el pie del acelerador o frene, el turbocompresor electrificado puede mantener la presión de la sobrealimentación, garantizando la respuesta inmediata cuando se quiera volver a acelerar.

turbo electrificado Mercedes-AMG

Como resultado, el turbocompresor puede girar a velocidades de hasta 170.000 rpm, lo que crear un flujo de aire de alta velocidad, y, estando conectado al circuito de refrigeración del motor de combustión, mantiene una temperatura óptima. Además, se puede accionar a través de un sistema eléctrico de 48 voltios, lo que lo hace óptimo para la mayoría de vehículos mild-hybrid, que utilizan uno de estos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.