La combustión parece tener los días contados, pero algunos fabricantes están trabajando para que, siendo limpios, los motores térmicos alarguen su vida todo lo posible: Toyota y Yamaha están desarrollando un V8 atmosférico de hidrógeno.

Toyota GR Yaris H2: el Yaris experimental con motor de hidrógeno

Los dos fabricantes japoneses se encuentran, en realidad, en una alianza que también incluye a Mazda, Subaru y Kawasaki. Los cinco anunciaron ya el año pasado que seguirán investigando también maneras de expandir la combustión en lugar de centrarse únicamente en la electrificación.

El primer resultado de la colaboración será un motor V8 de aspiración natural que empleará hidrógeno en lugar de gasolina. La base es el bloque 5.0 V8 que monta el Lexus RC F, que cuenta con considerables modificaciones para poder utilizar el hidrógeno, entre las que destaca un peculiar colector de escape 8 en 1.

El bloque desarrolla 450 CV a 6.800 rpm y 540 Nm de par máximo a 3.600 vueltas, lo que son unas cifras solo ligeramente inferiores a lo que entrega el propulsor en el RC F Track Edition, en el que llega a 479 CV y 536 Nm.

Tiene sentido que ambas compañías se unan en este proyecto ya que las dos han trabajado por su cuenta y siguen desarrollando la tecnología del hidrógeno.

Toyota Yamaha V8 hidrógeno

Toyota presentó hace unos meses un motor de combustión de hidrógeno montado en un Corolla de competición y poco después lo aplicó en el Toyota Yaris H2. El propio Akio Toyoda dejó claro en unas declaraciones que “el carbono es nuestro enemigo, no los motores de combustión interna”.

Por su parte, Yamaha empezó a desarrollar motores de hidrógeno para coches hace ya cinco años y ha anunciado que para 2050 espera ser carbono neutral.

Takeshi Yamada, ingeniero de la marca del diapasón, explica que “los motores de hidrógeno tienen una sensación amigable innata que los hace fáciles de usar incluso sin recurrir a ayudas electrónicas a la conducción. Todos los que venían a probar el prototipo del automóvil comenzaban algo escépticos, pero al final salían del coche con una gran sonrisa en la cara”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.