Las vacunas están de actualidad por la situación creada por la COVID-19, pero desde hace décadas son un elemento clave en la lucha contra multitud de enfermedades. Se trata de sustancias bastante delicadas que deben conservarse en un rango de temperaturas muy concretas para no echarse a perder, lo que hace que su transporte sea una cuestión que hay que tratar con cuidado. Toyota Tsusho Corporation junto a Toyota Motor Corporation y B Medical Systems ha desarrollado un vehículo de transporte de vacunas que ha conseguido la precalificación ‘Performance, Quality and Safety (PQS)’ según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Copilotos por un día… ¡en el Toyota Hilux del Dakar de Isidre Esteve!

Las vacunas, para ser efectivas, deben conservarse a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados y no pueden usarse si salen de esos parámetros. Aunque en almacenamiento no supone un problema, cuando son distribuidas, problemas con el mantenimiento de la temperatura ideal hace que aproximadamente el 20% del suministro tenga que ser desechado.

Para evitarlo, la OMS establece la calificación PQS para identificar aquellos equipamientos médicos que cumplen los estándares de seguridad necesarios para el correcto funcionamiento de vacunas y medicamentos. Además, sirve como guía para aquellos países que no tienen sus propios sistemas de calificación.

Toyota vacuna

El vehículo creado por Toyota está basado en el Land Cruiser 78, que cuenta con el frigorífico CF850 de B Medical Systems. Éste tiene una capacidad de 396 litros o, lo que es lo mismo, puede albergar 400 paquetes de vacunas. Dispone de un sistema de energía propio que le permite operar durante 16 horas sin suministro externo, pero además puede cargarse tanto durante la conducción como con una fuente externa mientras se está aparcado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.