La última generación del Suzuki Jimny ha sido muy exitosa, por eso que el pequeño todoterreno dejara de venderse en España por la normativa de emisiones, fue un duro golpe. Sin embargo, Suzuki ha sabido ingeniárselas para volver a comercializarlo: con el Suzuki Jimny Pro, una variante con la homologación N1 Furgón, calificación que trae consigo ventajas y desventajas.

El Suzuki Jimny celebra 50 años de vida manteniéndose fiel a sí mismo

N1 Furgón

La principal ventaja es que, sin cambiar ni un ápice la mecánica, el modelo puede volver a comercializarse en el país, ya que la normativa de emisiones es menos estricta; y, además, dichos vehículos “cuando estén afectos significativamente al ejercicio de una actividad económica, conforme al artículo 65.1 de la ley 37/1992 sobre impuestos especiales”, están exentos del pago de matriculación.

Sin embargo, también conlleva una serie de limitaciones: solo pueden circular a 90 km/h en autopista y autovía, a 80 km/h en carreteras convencionales, tienen que pasar la ITV de manera más frecuente (de 2 a 6 años de antigüedad, cada 2 años; de 6 a 10, anualmente; y a partir de ahí, semestralmente).

Suzuki Jimny Pro

Básicamente, el mismo Jimny

El principal cambio entre el Jimny Pro y el Jimny es (dejando a un lado su homologación), es que la parte trasera elimina los asientos y crea un su lugar una superficie de carga mayor, que cubica 863 litros, lo que suponen 33 litros extra respecto al Jimny de pasajeros con las plazas posteriores abatidas.

Por lo demás es idéntico: motor gasolina de 1.5 de 102 CV y 130 Nm, sistema de tracción 4×4 ALLGRIP PRO conectable con reductora, 1.090 kilos de peso en orden de marcha, suspensiones de eje rígido, ángulo de ataque de 37 grados, central de 28 y de salida de 49, consumo medio de 7,7 l/100 km, emisiones de CO” de 173 g/km, velocidad punta de 145 km/h, etc.

Suzuki Jimny Pro

La gama del Suzuki Jimny Pro es completamente cerrada, la única opción adicional es la pintura exterior Verde Jungle, que cuesta 345 euros. El precio del 4×4, sin incluir el impuesto de matriculación, es de 20.970 euros. Los clientes que no cumplan el requisito del uso del vehículo asociado a una actividad económica tendrán que añadir el 9,75% a la tarifa.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.