Cuando el Ferrari LaFerrari salió a la luz, por las características que tenía, estaba más o menos claro que muy pocas unidades iban a tener el uso para que fueron concebidas y que la mayoría tendría un fin especulativo. Éste es uno de los casos.

PRUEBA: Ferrari LaFerrari

RM Sotheby’s ha incluido un ejemplar del Ferrari entre los lotes que subastará el próximo día 6 de noviembre y, a tenor de las previsiones, podemos adelantar ya que su comprador original (y el que vino después, pues ha tenido dos dueños) hizo una buena inversión al pagar por él 1,3 millones de euros: la horquilla de precios que se baraja para la puja ganadora oscila entre los 2,6 y los 2,95 millones de euros.

Ferrari LaFerrari

Por elevada que parezca la cantidad, seguramente alcance una cifra por el estilo y motivos para ello a varios, empezando por el hecho de que la burbuja de las subastas de coches no deja de inflarse.

Pero, dejándonos de generalidades y entrando en este caso en concreto. Se trata de uno de los únicos 499 LaFerrari que se fabricaron, lo que hace que sea bastante exclusivo; pero es que además es el único de toda la producción cuyo exterior está decorado en Vinnacia, un tono no muy habitual en los modelos de la marca, con el interior acabado en Pelle Chiodi Di Garofano.

Ferrari LaFerrari

Es, por tanto, un ejemplar único. Y a ello suma el hecho de que ha sido conducido, pero solo lo justo: desde que salió de fábrica en 2016 solo ha acumulado 918 millas a sus espaldas, es decir, algo menos de 1.500 kilómetros.

Por si eso fuera poco, cuenta también con los argumentos propios de todos los Ferrari LaFerrari: combina un motor 6.2 V12 de 800 CV con un motor eléctrico de 163 CV, lo que consigue una potencia conjunta de 913 CV; acelera de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos, alcanza los 300 km/h en sólo 15 segundos y supera los 350 km/h de velocidad máxima.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.