El Subaru Crosstrek Desert Racer es el arma de Subaru para la Baja 500

Subaru Crosstrek Desert Racer

El Subaru Crosstrek Desert Racer debutó en 2017 en el mundo de la Baja, como un proyecto desarrollado por Crawford Performance destinado a competir en numerosas pruebas off-road. Durante dos años consecutivo ha participado en todo tipo de eventos, pero de cara a la Baja 500 de 2019 subaru se ha sumado como apoyo oficial y ha añadido mejoras al coche.

PRUEBA: Subaru BRZ 2017

El modelo se encuentra dentro de la categoría Class 5 Unlimited, para la que está preparado de manera extrema: enormes nuemáticos todoterreno, una suspensión con amortiguadores gigantes, barras de iluminación LED adicionales, etc. La novedad que trae consigo respecto al modelo que compitió el año pasado (y que quedó segundo en su clase) es que el motor bóxer 2.5 atmosférico ha recibido un ligero aumento de potencia que lo lleva hasta los 300 CV.

Subaru Crosstrek Desert Racer

Quirt Crawford, de Crawford Performance, ha expuesto que “Subaru es más conocida por su éxito en rallyes, pero sus motores también se han utilizado en buggies off-road durante años. Mi objetivo con el programa Crosstrek Desert Racer era demostrar lo que se podía hacer con un motor bóxer sin turbo en una categoría ilimitada, y los resultados han sido muy potentes”.

Por su parte, William Stokes, Motorsports Manager de Subaru of America, ha declarado: “Los resultados del Crosstrek Desert Racer durante las últimas dos temporadas hablan por sí solos. Estamos orgullos de renovar nuestro apoyo a Crawford Performance y Grabowski Brothers Racing y traer nuestros icónicos colores azul y oro al mundo de las carreras off-road”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.