Un senador de EE.UU. entra en una reunión virtual mientras conduce e intenta ocultarlo

La popularización de las reuniones virtuales impuesta por la pandemia ha dado lugar a muchos momentos que se han vuelto virales en redes. Desde interrupciones de niños o gatos hasta más de una intervención desde el baño. Pero pocos tan desconcertantes y peligrosos como el protagonizado recientemente por un político estadounidense. El protagonista es Andrew Brenner, un senador estatal de Ohio, que se conectó a la reunión por Zoom del Comité Presupuestario de Ohio, en un principio, desde su coche aparcado. Hasta ahí, todo bien. Pero, pasados unos minutos, el senador desconectó el vídeo y, poco después, volvió a aparecer con un fondo virtual de un despacho… ¡y con el cinturón de seguridad puesto!

A pesar de su poco afortunado intento de camuflar su acción, en el vídeo, que retransmitía la televisión pública parlamentaria Ohio Channel, se puede ver al político del partido Republicano girar el volante, mirar a los lados en los cruces o pasar por debajo de puentes, con el consiguiente cambio de iluminación. También se advierte en muchas ocasiones el exterior a través de la ventanilla trasera, que el software no es capaz de tapar del todo.

Se da la casualidad, además, de que ese mismo día (aunque en otra sesión), el Senado de Ohio discutía la ley 283, que endurece las sanciones contra los conductores que utilicen sus teléfonos móviles al volante. Y, aunque el senador usaba algún tipo de soporte en el salpicadero, se le puede ver en varios momentos manipular el dispositivo, por ejemplo para activar su micrófono.

Los coches de Joe Biden, el nuevo presidente de los EE.UU.

En declaraciones al periódico local The Columbus Dispatch, Brenner justificó el hecho de haber asistido a una reunión virtual mientras conducía asegurando que una cosa no le distraía de la otra. “Yo estaba atento a la carretera y sólo estaba escuchando lo que se decía. Ese día tenía dos eventos seguidos en lugares distintos. Y ya antes había cogido llamadas mientras conducía. La mayoría, de teléfono, pero también algunas videollamadas. Yo no presto atención al vídeo, para mí son como cualquier conversación telefónica”, apuntó.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.