Si hay un coche en España con un aroma ochentero total es el Seat Ibiza (esta es su historia), uno de los modelos más importantes en la historia de la marca española y que permitió que, finalmente, entrara en el Grupo Volkswagen, iniciando así una nueva era que dura hasta ahora. La primera generación del compacto español fue muy especial, sobre todo si bajo el capó se escondía un motor fabricado por Porsche, como este este caso. Aquí tenemos un SEAT Ibiza que vuelve a funcionar diez años después de estar abandonado en un granero en Hungría.

Según informa Motor1.com, el autor del Canal de YouTube Old Skrull Garage, Robery Petyko, recibió una llamada de un amigo, avisándole de la existencia de un SEAT Ibiza de 1991 escondido en un granero abandonado en una localidad de Hungría. Al parecer, la última persona que lo utilizó fue una profesora para carreras locales. Cuando se compro un coche nuevo, lo aparcó en este granero de unos amigos y nunca más funcionó. De eso ya han pasado, al menos, diez años.

Vuelve a funcionar un SEAT Ibiza después de diez años abandonado en un granero

El primer Ibiza reportó un éxito sobresaliente a SEAT, gracias al diseño de Giugiaro, basado en el Volkswagen Golf MkII, un interior espacioso y bien equipado y una gama de motores muy fiables, entre los que destacaron los desarrollados por Porsche, los famoso motores System Porsche de cuatro cilindros de 1.2, 1.5 y 1.7 litros. Entre 1984 y 1993, se vendieron un total de 1.342.001 unidades del compacto español.

PRUEBA: SEAT IBIZA I 1.5 GLX (1985)

El que ves en el vídeo de arriba es una unidad de 1991 y tiene un motor 1.5 litros. Después de comprobar el estado de las bujías y el aceite, Robert echó un poco de gasolina en el carburador para ver si el motor funcionaba. Sorprendentemente, consigue arrancar, aunque apenas permanece al ralentí unos segundos. Ahora, el coche está en propiedad del hijo del propietario original, quien planea restaurarlo para que vuelva a circular.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.