Una de las épocas más dulces en competición para SEAT fueron los tempranos años 70, cuando el fabricante español marcaba una era repleta de títulos y victorias en los diferentes rallyes que se disputaban. Con el SEAT 124 Especial 1800 Gr4, la marca fue capaz de conquistar en varias ocasiones el Campeonato de España y conquistando importantes resultados en el Campeonato de Europa de rallyes. Hoy nos muestran cómo se construye este icono de la competición nacional.

SEAT Ibiza Cupra Sport F2: ¡el Ibiza con el que todos soñamos!

Mientras que los títulos llenaban las vitrinas de SEAT, fue en 1977 cuando el 124 Especial 1800 Gr4 logró el mayor de sus hitos: acabar tercero y cuarto en el Rallye de Monte-Carlo del Mundial. Cuatro años antes, el equipo SEAT Competición comenzó su andadura con el 1430 con motor de 1.6 litros y Cañellas y Babler como pilotos. Más tarde ficharían a Antonio Zanini y el desarrollo del 1430/1800 Grupo 4 lograría alcanzar un punto de equilibrio entre fiabilidad y prestaciones.

Así se construye el SEAT 124 Especial 1800 Gr4

SEAT 124 Especial 1800 Gr4

Aunque el SEAT 124/1430 no había sido diseñado para correr, el equipo decidió convertirlo en una efectiva máquina de rallyes. El primer aspecto a mejorar era reforzarlo todo, comenzando por su carrocería. Durante una década, la carrocería tan solo recibió un restyling y cambió su denominación de 124/1430 a solo 124. Las versiones más deportivas equipaban los motores “FU 1800 y los “FL” 80, 82 y 90, ya con el motor 2.0.

Junto a la carrocería reforzada se instalaba una jaula antivuelco de acero de seis puntos, complementada con cordones de seguridad en todas las costuras y pletinas de refuerzo en los puntos de apoyo de la mecánica, para evitar encontrar grietas tras un rallye. Tras reforzar el chasis y la carrocería, el equipo SEAT Competición trabajaba en mejorar las prestaciones del motor.

La potencia no era un inconveniente para SEAT

SEAT 124 Especial 1800 Gr4

SEAT realizó una homologación del modelo en Grupo 1 (de serie) y Grupo 2 (competición), con extensiones de homologación para Grupo 4 (la máxima categoría admitida en el Campeonato). El motor “FU 1800” de 1.756 cc se podía llevar hasta los 1.767 cc o incluso hasta los 1.840 cc. Sin embargo, el nuevo motor “FL” de 1.919 cc permitía aumentar la cilindrada hasta los 2.092 cc con pistones de 86 mm de diámetro. Dos carburadores Weber horizontales o verticales se encargaban de alimentar al motor de mezcla de aire y combustible. Tras los ajustes, el motor ofrecía casi 200 CV de potencia, y lo normal era que rondaran los 165/170 CV.

El equipo SEAT también experimentó con las culatas de 16 válvulas de fabricación propia en el SEAT 124 Especial 1800 Gr4, más frágiles y complicadas de reglar que las de 8 válvulas. La transmisión también requería de algunos ajustes, al igual que el eje rígido trasero, con el diferencial autoblocante y los palieres, el cual debía ser reforzado. La caja de cambios se reemplazaba por una “Colotti” italiana o por su réplica española, la “Jun-colotti”.

SEAT 124 Especial 1800 Gr4

La suspensión también recibía ajustes. Se instalaban componentes, e incluso se adaptaban, de otros modelos de SEAT. De este modo, encontrábamos una barra Panhard de guiado atrás, una estabilizadora de 22 mm delante, y nuevos muelles y amortiguadores de competición. Frenos de disco de acero ventilados con pinzas Lockheed de dos o cuatro pistones y una dirección de cremallera del FL 82 para optimizar la potencia de frenado y el guiado del vehículo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.