Dos personas han resultado heridas después de darse a la fuga de un control y sufrir un accidente de película. Porque tras huir de los agentes, el coche en el que viajaban, un CUPRA Ateca (prueba) de 300 CV de potencia, atravesó dos vallas de la antigua N-II y ‘voló’ unos 30 metros por encima de otra carretera. No se detuvo hasta que colisionó frontalmente contra el muro de la ciudad deportiva de Calatayud, donde quedó encajado.

Estrella un Gemballa Mirage GT y se da a la fuga

Según fuentes policiales, los dos jóvenes sufrieron el aparatoso siniestro después de darse a la fuga de un control preventivo puesto en marcha por la Policía Nacional en uno de los accesos al municipio zaragozano. Los hechos ocurrieron sobre las 3:30 de la madrugada del pasado domingo y debido al estado en el que quedó el vehículo tras el accidente, se requirió la presencia de los bomberos y de los servicios médicos.

accidente fuga control policía cupra ateca

Los dos pasajeros tuvieron que ser excarcelados del coche y, tras recibir los primeros auxilios, fueron trasladados en ambulancia al hospital Ernest Lluch. Según informa el Heraldo, debido a la gravedad del accidente los agentes no pudieron realizar las pruebas de alcoholemia y drogas en un primer momento, por lo que se ha solicitado la toma de muestras de sangre.

Esta misma fuente indica que los ocupantes del Cupra Ateca accidentado todavía están ingresados en observación con pronóstico reservado en ese centro hospitalario. El todocamino, que quedó empotrado contra un muro casi sin tocar el suelo, fue retirado por una grúa la mañana siguiente.

Imágenes: Facebook (Diputación de Zaragoza)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.