Hay multitud coches abandonados alrededor del planeta. La mayoría se encuentran en un estado de conservación deplorable, carne de desguace. Sin embargo, existe un selecto grupo de vehículos que se conservan casi en perfectas condiciones en sus cápsulas del tiempo particulares. Este es el caso del Saab 9-5 nuevo que está atrapado en un concesionario Saab abandonado a finales de la década de 2010 en Massachusetts, Estados Unidos.

El último concesionario AMC de Estados Unidos está en ruinas, pero aún vende coches

Según informan desde The Drive, donde podrás ver con todo lujo de detalles las imágenes del vehículo en la sala de exposiciones del concesionario abandonado, el negocio cerró a finales de la década de 2010. La página de Facebook del concesionario, que aún existe, muestra que las instalaciones se convirtieron en un concesionario de coches de segunda mano. Sus últimas publicaciones fueron en 2017, lo que sugiere que poco después cesó su actividad.

Este Saab 9-5 nuevo está atrapado en un concesionario Saab abandonado

Saab comenzó a hundirse poco después de que General Motors la comprara en 2000. Cuando la personalidad sueca de los coches de la marca se eliminó, los modelos como el 9-3 (que se empezó a fabricar sobre la plataforma Epsilon de GM a partir de 2003) demostraron ser un fracaso. Durante la recesión económica de 2008, GM había puesto la marca “bajo revisión”, lo que significaba que consideraba su venta o el cese de la actividad.

Koenigsegg intentó comprar Saab en 2009 y Spyker se convertiría en nuevo propietario en 2010. Sin embargo, la compañía no pudo hacer frente a las pérdidas de Saab y detuvo la producción. El fabricante sueco se declaró en quiebra a finales de 2011. Tras el anuncio, los concesionarios cayeron inmediatamente, mientras que algunos pudieron seguir trabajando algunos años más al centrar su actividad en ofrecer vehículos usados, repuestos y mantenimiento.

Cinco años atrapado en su cápsula del tiempo

saab 9-5 nuevo concesionario saab abandonado

Uno de los que sobrevivieron algún tiempo fue Village Saab, en Massachusetts. Lo haría tan solo unos años más hasta que finalmente las instalaciones quedaron abandonadas. En la sala de exposiciones, rodeado de mobiliario, cartelería y artículos de marketing, quedó un Saab 9-5 completamente nuevo.

El vehículo en cuestión es un Saab 9-5 Aero Turbo6 XWD. Esta versión estaba equipada con un motor V6 turboalimentado de 2.8 litros que generaba 300 CV de potencia. El bloque se asociaba a un cambio automático de seis velocidades, conectado a su vez a un sistema de tracción total. Se trataba de la variante más equipaba de la gama, con parachoques deportivos, llantas de aluminio…

El coche no está matriculado e incluso sus neumáticos aún están hinchados. Una fina capa de polvo recubre la carrocería terminada en color plata metalizado. Este Saab 9-5 atrapado en un concesionario abandonado nos recuerda que Saab fue una marca importante tiempo atrás, que fabricaba berlinas y SUV, y que acabó desapareciendo abruptamente por una serie de factores hace ya una década.

Fotos: Michael Torrisi | Old Dealership Pictures (Facebook)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.