A lo largo de los últimos meses, parece que todo lo que rodea al Rey Emérito está envuelto en polémica. Y es que acabamos de enterarnos que Juan Carlos I vendió a Villar Mir un Rolls-Royce descapotable. Concretamente, un Phantom Drophead Coupé, un modelo de lo más exclusivo. Aunque esto no es noticia teniendo en cuenta el tipo de vehículos que fabrica la marca de Derby.

Los coches de Juan Carlos I: el buen gusto del Rey emérito

Un Rolls-Royce, vendido por Juan Carlos I a Villar Mir

Juan Carlos pasó a ser el propietario de este Rolls-Royce en el año 2008, un modelo que tenía una valoración aproximada ligeramente superior al medio millón de euros. A pesar de que pasó a formar parte de la flota de modelos de la Casa Real, solo duró dos años en sus manos, ya que ese fue el tiempo que tardó en vendérselo a su amigo Villar Mir, empresario de reconocido prestigio.

Así, Villar Mir, fundador del Grupo Villar Mir y que quizás también recuerdes por presentarse a las elecciones a la presidencia del Real Madrid en la década de los 2000, compró el Rolls-Royce de Juan Carlos I a cambio de 210.000 euros. Dicha cantidad no se sabe a dónde fue a parar, ya que el entonces monarca no detalló el uso que acabó dándole.

Subastados los dos Ferrari que un jeque regaló al Rey Don Juan Carlos

Por otro lado, tampoco se conoce la procedencia de dicho Rolls-Royce de Juan Carlos I. Fue matriculado por primera vez el 30 de septiembre de 2008, pero no se ha hecho público si el Rey Emérito compró el vehículo por su cuenta o fue un obsequio. Casualmente, un mes antes de su matriculación Juan Carlos I recibió unos 65 millones de euros al cambio en una cuenta en Suiza, con el Ministerio de Finanzas de Arabia Saudí como pagador.

El Rolls-Royce de Juan Carlos I

Cabe destacar que el Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé de Juan Carlos I, además de tener un altísimo precio, cuenta con todo tipo de lujo en cuanto a construcción y también con un poderoso motor de doce cilindros y más de 450 CV de potencia. A su vez, tampoco se ha usado mucho, ya que a fecha de noviembre de 2021 pasó la ITV en siete ocasiones y su odómetro marcaba una cifra ligeramente inferior a los 10.000 km.

Fuente: El Confidencial

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.