Subastados los dos Ferrari que un jeque regaló al Rey Don Juan Carlos

subasta ferrari rey

En octubre del año 2015, Hacienda sacó a subasta los dos Ferrari que un jeque regaló al Rey. Ambos modelos fueron un obsequio que Mohamed bin Rashid al Maktoum, primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y jeque de Dubái, entregó a Don Juan Carlos en el año 2011 con motivo de una feria temática de la marca italiana que coincidió con la celebración del GP de Fórmula 1. Los dos deportivos, que en aquel momento fueron valorados en 700.000 euros habían permanecido estacionados -no superan los 800 kilómetros recorridos- en los garajes del Palacio de la Zarzuela, adscritos a Patrimonio Nacional -posteriormente uno de ellos fue expuesto en el Museo de la Guardia Real, ubicado en El Pardo-.

Los dos Ferrari FF -predecesor del Ferrari GTC4Lusso (prueba)– del Rey finalmente no se subastaron después de que la Delegación de Economía y Hacienda de Madrid la declarara desierta. Prácticamente dos años más tarde, Hacienda anunció que volvía a subastar los dos coches del Rey a mitad de precio: 350.000 euros.

Las ofertas para la subasta de los dos Ferrari del Rey se podían presentar hasta el 30 de octubre. Lo interesados tuvieron que hacer efectiva una garantía de 9.000 y de 9.750 euros, respectivamente.

Las ofertas podían ser presentadas hasta el 28 de junio y el resultado de la subasta se conocerían el 13 de julio a las 10:00 horas en  la Delegación de Economía y Hacienda de Madrid. Los dos Ferrari del Rey se podían ver en las instalaciones del Parque Móvil del Estado (C/ Cea Bermúdez, Madrid) entre el 20 y el 21 de junio. Podrían ser examinados por los interesados.

Como indica el BOE, uno es de color negro y porta la matrícula 0529JHZ y el otro, gris plateado con matrícula 8402HMH. El primero, que salía a subasta con un precio de partida de 195.000 euros (la última vez por 350.000 euros), ha sido adquirido por Argüelles Cars SL por valor de 201.555 euros, mientras que el segundo, con un precio de salida de 180.000 euros (antes 345.000 euros), se ha adjudicado a Álvaro Sánchez por 242.287 euros. El importe conjunto alcanzado asciende a 443.842 euros, una cifra superior a la de salida pero lejos de la pedida en un principio: 695.000 euros.

Según se informó la vez anterior, lo recaudado por la subasta de los Ferrari del Rey se ingresará en las arcas del Estado, al igual que sucede con los objetos decomisados por la fuerzas del orden. Fue un año antes, en 2014, cuando la Casa Real se comprometió a presentar una medida que regulase los regalos que pueden recibir los miembros de la Familia Real.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here