Rolls-Royce anunció que solo fabricaría cuatro ejemplares del Droptail, cada uno encargado por un adinerado cliente que lo conjuraría completamente a su gusto. El Rolls-Royce Arcadia Droptail es el tercero de la producción, un modelo cuyo precio es un misterio, pero que la rumorología apunta a que le ha costado a su dueño entre 20 y 30 millones de dólares.

Son las tarifas habituales en este tipo de trabajos por parte de la compañía británica, puesto que invierte mucho tiempo en su desarrollo (5 años desde que se creó el primer boceto), en el que no solo está el diseño y la producción del mismo, también la parte en la que hay que investigar al cliente para poder configurar el vehículo de manera perfectamente acorde a sus preferencias.

Rolls-Royce La Rose Noire Droptail, inspirado en la rosa Black Baccara francesa

En este caso, el anónimo cliente es un arquitecto que aprecia la madera, la sutileza y la tranquilidad, factores que se han tratado de trasladar al diseño del vehículo.

Rolls-Royce Arcadia Droptail

Esto en el exterior se traduce en una carrocería con un acabado de tres tonos. El principal es el blanco salpicado de partículas de vidrio y aluminio para conseguir un brillo específico, en la parte inferior cuenta con molduras de carbono pintadas en un color plateado y tanto el capó como el techo desmontable presentan una tonalidad más oscura.

Las llantas de 22 pulgadas son otro elemento destacado, pero el protagonismo recae en la sección trasera, que presenta una cubierta de madera con un patrón de espiga. El material está presente también en el interior y ha sido tratado con una capa protectora para resistir a los elementos.

Rolls-Royce Arcadia Droptail

Es un claro ejemplo del detalle que pone Rolls-Royce en sus creaciones, pues las 233 piezas de madera han supuesto 8.000 horas de trabajo. Otro ejemplo es el reloj que va colocado en el salpicadero, que ha tardado cinco meses en completarse.

Anders Warming, Director de Diseño de Rolls-Royce Motor Cars, expone: “El Rolls-Royce Arcadia Droptail demuestra maravillosamente la verdadera naturaleza de una propuesta ‘coachbuild’ al transformar completamente el carácter de un automóvil. Cada encargo de Droptail refleja una comprensión e interpretación profundamente personal de un diseño fundamental. Con Arcadia Droptail somos testigos de la audacia en el minimalismo y la sutileza, informados por el estilo de vida de un individuo que tiene un aprecio único por el lujo británico. Al crear este automóvil histórico, demostramos una vez más nuestra incomparable capacidad para sintetizar y ejecutar el diseño Bespoke al más alto nivel”.

Rolls-Royce Arcadia Droptail

Por su parte, Alex Innes, Jefe de Diseño de Coahbuild de Rolls-Royce Motor Cars, añade: “La importancia del Rolls-Royce Arcadia Droptail reside en su sutileza. Es una proyección de un individuo que valora la claridad y la precisión en todas las áreas de su vida, desde su pasión por la buena cocina, sus espacios personales y profesionales altamente seleccionados y su afinidad con el diseño contemporáneo. Este automóvil es una de las expresiones más fieles del estilo y la sensibilidad personal de un individuo que jamás hayamos creado dentro del departamento Coachbuild. Al capturar su espíritu, revelamos una apreciación única por la simplicidad, la serenidad y la elegancia bellamente contenida, algo de lo que para mí fue un privilegio haber sido parte”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.