El Renault Morphoz es, seguramente, uno de los modelos más creativos que ha presentado Renault en los últimos años. La idea era mostrarlo al público en el Salón de Ginebra 2020 pero, dado que éste se ha anulado por la amenaza del coronavirus, su puesta de largo va a tener algo menos de bombo y platillo, pero no por ello es menos espectacular lo que propone.

PRUEBA: Renault Mégane R.S. Trophy

Y es que la marca gala ha desarrollado un modelo que cambia de forma, pudiendo alargar o acortar su carrocería hasta en 40 centímetros para adaptarse a las necesidades de cada momento. Además, el concepto va más allá de la mera forma y espacio interior y es que, cuando es “pequeño” y entra dentro de los SUV compactos, pensado para un uso más urbano,  utiliza una batería con una capacidad determinada pero, al alargarse para llevar a cabo viajes más largos, puede sumar una batería adicional que aumenta su autonomía.

Renault Morphoz

La firma denomina al primer modo como ‘City’, en el que el todocamino mide 4.400 mm de largo, tiene una distancia entre ejes de 2.730 mm y monta una batería de 40 kWh, lo que le otorga un alcance por carga de 400 kilómetros. Sin embargo, una vez crece y pasa al modo ‘Travel’, su longitud alcanza los 4.800 mm, su batalla llega a los 2.930 mm y puede añadir el paquete de baterías adicional Travel Extender, que ofrece 90 kWh de capacidad y 700 kilómetros de autonomía.

El proceso para alternar entre uno y otro tamaño no lleva mucho tiempo y se puede realizar en una estación de baterías en las que el usuario puede montar o quitar el paquete extra en cuestión de segundos.

PRUEBA: Renault Captur 2020

Sin embargo, esta versatilidad del Renault Morphoz afecta no solo a su alcance, también sirve para ofrecer un espacio interior equivalente en la configuración grande a la de un Renault Espace, de hecho incluso mayor ya que gracias a la plataforma CMF y a la ubicación posterior y baja de las baterías la habitabilidad gana puntos.

Es en el habitáculo donde se encuentran detalles interesantes como el asiento del copiloto que se puede rotar para quedar a contramarcha o el puesto de conducción (tiene asistentes de conducción, pero solo nivel 3 de autonomía), minimalista y algo futurista, en el que centran la atención la consola central de 10,2 pulgadas y, sobre todo, el display del cuadro de instrumentos, de gran tamaño.

Renault Morphoz

Aunque lo hayamos dejado para el final, su imagen se permite las licencias habituales en un prototipo, pero tampoco es muy lejana a un modelo de producción, presentando rasgos que posiblemente se trasladen a los modelos de la gama de la marca del rombo en los años venideros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.