El pasado fin de semana, Porsche acudió al circuito trioval de Talladega, en Alabama (Estados Unidos), con un 911 RSR y Nicky Tandy a los mandos para unas vueltas de demostración. Sin embargo, esta no es la primera vez que un coche de carreras de la casa de Stuttgart circula a gran velocidad por la pista de Talladega. De hecho, el récord de velocidad máxima en circuito cerrado lleva invicto desde 1975, cuando Mark Donohue estableció un nuevo registro con un Porsche 917 a 356 km/h en este mismo circuito.

Diez curiosidades del Porsche 917

A principios de la década de 1970, los organizadores de Talladega invitaron a todo tipo de pilotos a venir a la pista durante los fines de semana en los que corría la NASCAR a intentar establecer un nuevo récord mundial de velocidad media en circuito cerrado. El primero fue Buddy Baker, con una velocidad máxima de 321 km/h; seguido de A.J. Foyt en 1974 con una velocidad de 349 km/h. Y, un año más tarde, los organizadores invitaron a Roger Penske y a Mark Donohue para intentar superar a Foyt.

Un récord de velocidad invicto desde 1975

Porsche 917/30
El Porsche 917/30 ganador del Can-Am en 1973

Para tal hazaña, Donohue intentaría superar el récord con un Porsche 917/30 -conoce la historia completa del modelo-, el mismo coche que conquistó la victoria en seis de las ocho carreras de la temporada 1973 del Can-Am. El 91730 es una versión descapotable altamente modificada del 917 original con el que Porsche obtuvo su primera victoria en Le Mans, el 14 de junio de 1970.

Equipado con un potente motor V12 de 5.4 litros sobre un chasis con una distancia entre ejes mayor, los más de 1.100 CV que declaraba Porsche para este 917/30 eran suficientes para la pista, aunque en banco de pruebas era capaz de alcanzar la friolera de los 1.500 CV. Su peso era de apenas 816 kilogramos, lo que lo convertía en un coche tan rápido que fue finalmente prohibido en el Can-Am en 1973. Mientras tanto, su nueva misión era establecer un récord de velocidad máxima media en Talladega, por lo que se instalaron dos intercoolers y se fijó la potencia en los 1.245 CV, según la marca.

Porsche 917/30
Registraba más de 1.500 CV de potencia en banco de pruebas

A pesar de tener a su disposición uno de los coches de carreras más potentes del mundo, la tarea no fue nada fácil para Donohue: “Al acercarse a la curva, tú y tus sentidos sentís que el coche no será capaz de tomar la curva que se puede ver más adelante”, aseguró en el vídeo más abajo. “Tiendes a levantar el pie del acelerador, y tienes que decirte a ti mismo: va a girar. Puedes mantener el acelerador pisado, y hasta ahora, no he podido mantenerlo apretado todo el tiempo, pero creo que nos estamos acercando”.

Una velocidad media de 356 km/h

Después de su primer intento, Donohue llegó directamente a bóxes en lugar de dar una vuelta de enfriamiento. Esto provocó que la parte trasera del 917/30 se incendiara, aunque no provocó los suficientes daños como para impedir que volviera a salir a la pista y estableciera una velocidad máxima promedio de 221,16 mph (355,92 km/h), mientras que en las rectas era capaz de llegar a más de 240 mph (386 km/h).

Por su parte, Foyt prometió que volvería a intentar batir el récord de Donohue con 230 mph (370 km/h). Sin embargo, no fue hasta 1987 cuando Foyt circuló a 257,125 mph (413,8 km/h) en una pista de pruebas de Texas en un Oldsmobile Aerotech. Por su parte, Donohue murió tan solo una semana después de establecer su récord en Talladega, cuando sufrió un terrible accidente debido a un fallo en los neumáticos durante la clasificación para el Gran Premio de Austria de 1975.

La historia del Porsche 917K matriculado en Mónaco

Sorprendentemente, el récord de velocidad de Donohue en Talladega sigue siendo oficial 44 años después. La vuelta más rápida en NASCAR la estableció Bill Elliot en 1987 a 212,809 mph (342,48 km/h). Tras esa carrera, NASCAR comenzó a establecer limitaciones en la pista, sellando de forma definitiva el récord de Donohue. No te pierdas el vídeo (en inglés).

Fuente: Road&Track

1 Comentario

  1. No entiendo como es posible que la velocidad máxima de un F1 sea de 378 km/h en el Circuito de Azeirbaiyán.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.