La entrada de las marcas chinas ha hecho que hablemos, por un lado, de la electrificación y, por otro, de los modelos más económicos. Dos conversaciones que podrían ser diametralmente opuestas de no haber sido por MG. Porque el otro fabricante británico reconvertido a chino ha sacudido los cimientos de estas dos categorías.

Las mismas en las que está también metida SsangYong con el Korando e-Motion (prueba) y con el Tivoli (prueba). Un modelo, este último que ahora acaba de actualizarse aportando no solo mejoras en diseño y equipamiento, sino atacando directamente al corazón financiero de los clientes.

Porque desde la marca surcoreana son conscientes del ‘ruido’ mediático que están aportando sus vecinos asiáticos y con esta renovación pone el foco directamente en el precio.

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

Tanto que desde ahora, el Tivoli 2024 tiene un precio de partida de 17.900 euros, metiéndole directamente en la pelea con el MG ZS, el modelo que más tirón comercial está ofreciendo en los últimos meses como bien demuestra el hecho de haber sido, por ejemplo, el modelo más vendido del pasado mes de noviembre. Todo ello sin dejar de lado a los que hasta ahora eran sus principales adversarios, el Dacia Sandero Stepway, por un lado, y el SEAT Arona (prueba), por otro.

Entre ellos, SsangYong quiere posicionar definitivamente al Tivoli 2024 y por ello sigue apostando por renovarlo en lugar de ofrecer una nueva entrega. Más que nada porque desde su estreno en 2015 se han vendido un total de 413.000 unidades en todo el mundo y porque los esfuerzos comerciales se están enfocando hacia el nuevo SsangYong Torres (prueba), que tiene la presión de ser el caballo ganador de la marca y, además, la punta de lanza de la nueva estrategia eléctrica en la que se ha metido la marca.

PRUEBA: Subaru Crosstrek 2.0ie Field

Por eso y por todo el ajuste empresarial que está teniendo la propia SsangYong tras la compra por parte de KG Mobility y que provocará que en pocos meses dejemos de llamar a sus coches SsangYong…

Entra por los ojos

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

Aunque dicho cambio llegará de manera definitiva en unos meses (todo apunta a que para mediados de año), las primeras consecuencias ya se dejan entrever en modelos como el Tivoli. Porque en un solo centímetro de sus 4,22 metros de largo se percibe ya el nombre de la marca, mientras que el logo alado ha quedado relegado a las llantas y el volante (este sí se mantendrá pese a la compra).

Con todo, esta segunda renovación del Tivoli 2024 gana significativamente en atractivo, bebiendo de la misma fuente estética del Torres. Ello se observa en un frontal carenado, sin calandra, que está presidido por el nombre del coche y por la triple moldura multicolor que le aporta más deportividad.

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

Los paragolpes ganan presencia gracias a la moldura protectora, al diseño de la toma de aire trapezoidal, al detalle en rojo en el lado derecho heredada del propio Torres y a la nueva forma de los antiniebla. Sin salir de la iluminación, los grupos ópticos principales son ahora más rectangulares y pueden incluir la tecnología LED.

La zaga también se estiliza con el patrón de los faros mientras que el portón ahora está atravesado por el nombre del modelo. La guinda la ponen tres nuevos juegos de llantas (de 16” en acero y aleación y de 18” en aleación), cinco colores de carrocería y hasta 66 combinaciones posibles de personalización entre vinilos, carcasas y colores para el techo que harán de cada Tivoli 2024 un coche único.

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

De puertas para dentro, SsangYong ha preferido mantener su esencia y el único cambio que se percibe al primer golpe de vista es el que se aglutina en la parte central del salpicadero.

Primero, por estrenar un nuevo monitor central de 8” que integra un sistema multimedia, ahora sí, más intuitivo con integración móvil; y segundo, porque los mandos de la climatización ya no son físicos y dejan su lugar a una superficie acristalada que ante todo pronóstico funciona especialmente bien. Sin salir de la digitalización, tenemos el cuadro digital de 10,2” pulgadas que solo puede equiparse en el nivel Limited.

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

El resto, como decimos, es idéntico, con materiales duros al tacto pero bien ensamblados y con una sensación de amplitud que pocos pueden ofrecer, destacando los numeroso huecos portaobjetos, por una zona trasera relativamente cómoda para adultos de estatura media y por un maletero que arranca en los 427 litros en su posición inicial y llega a los 1.115 litros con la segunda fila abatida.

No obstante, quien busque más espacio de carga siempre puede optar por el Tivoli Grand, que también luce los cambios citados, pero suma un volumen de carga de nada menos que 720 litros ampliables a 1.440 litros.

Extra de potencia

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

En el apartado mecánico, el Tivoli ha centrado sus esfuerzos en proponer una versión de acceso más solvente que el anterior 1.2 Turbo de 128 CV y, claro está, mejor posicionada que la del MG ZS (que es un atmosférico de 106 CV).

Con esto, este Tivoli 2024 abandona el bloque tricilíndrico y deja ya al 1.5 Turbo de cuatro cilindros como único motor disponible. Se mantiene por arriba la alternativa de 163 CV, destinada a aquellos conductores que quieren más rendimiento, pero ahora por abajo se ha aceptado la llegada de la versión de 135 CV que ha pasado por nuestras manos.

Comparado con el anterior 1.2 Turbo, lógicamente se le percibe como un motor más brioso, que propone un par máximo de 280 Nm que aparece en un rango de revoluciones más temprano, pues desde las 1.500 vueltas ya se le nota ágil.

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

A combinar exclusivamente con la caja de cambios manual de seis relaciones, quizá la peor sensación que uno tiene es la relacionada con las prestaciones, pues la recuperación en el 80-120 km/h que le hemos medido ha sido bastante lenta, siendo necesario bajar no una, sino dos relaciones para sentirnos con confianza.

Pasando al apartado positivo, el consumo de combustible ha resultado ser bastante bueno incluso sin estar pendiente de él y durante la toma de contacto realizada, el gasto no ha superado los 7,2 l/100 km e incluso en muchas ocasiones se movió en el ámbito de los 6,5 l/100 km circulando principalmente por carreteras de montaña.

Pero si hay un punto de mejora, ese es el tacto tanto de la dirección como de la transmisión manual, poco informativo en el primer caso y tosco en el del segundo, que restan confort cuando afrontamos carreteras como las de la prueba. Al menos la suspensión sigue aportando ese grado de confort que evita que el viaje sea incómodo.

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

Sin salir del aspecto de la eficiencia, el Tivoli mantiene la que es una de sus grandes bazas: las alternativas de GLP realizada en un preparador externo (la marca se hace cargo de todo) que tiene un sobrecoste de 2.750 euros, es válida para todos los niveles de acabado y que no solo permite aumentar la autonomía general hasta los 1.200 kilómetros, sino lucir en el parabrisas la etiqueta ECO de la DGT, con todos los beneficios que ello supone.

PRUEBA: MG 4 XPower

Poor último, en lo relativo a la seguridad, esta segunda actualización también ha reforzado dicho apartado con mejoras en seguridad activa que integran, entre otros, la alerta por arranque del vehículo precedente, el aviso de distancia de seguridad o las ya conocidas como la alerta de colisión frontal, el asistente activo de mantenimiento de carril, la alerta por cansancio del conductor, la frenada de emergencia con detección de peatones o el reconocimiento de señales de tráfico, entre otros.

En definitiva

Los todocaminos urbanos no son un segmento sencillo dado el amplio número de competidores y la calidad e importancia de algunos de ellos. Pero como en todo, la experiencia es un grado y SsangYong parece que ahora ha acertado plenamente actualizando por segunda vez al Tivoli.

prueba ssangyong tivoli g15t urban plus

Su best-seller necesitaba de un lavado de cara más que de una nueva generación y sobre todo necesitaba un reajuste tanto de su potencia como de su valor. Porque con la llegada del nuevo motor de 135 CV y, sobre todo, del inédito acabado Line, la firma coreana ataca directamente al mercado de modelos chinos, proponiendo un modelo quizá algo menos equipado de inicio que el MG ZS pero con una impronta mecánica más acertada.

A partir de ahí, todo va en favor del nuevo Tivoli porque el acabado Urban Plus ya supera en elementos al nivel de acceso del ZS sin distanciarse excesivamente en el precio, al costar 19.900 euros con el 135 CV y 21.900 euros con el de 163 CV. Para los inconformistas ya quedaría en un escalón superior el nivel Limited que, eso sí, solo puede combinarse con motor más potente, partiendo de los 23.700 euros.

Ficha técnica del SsangYong Tivoli G15T Urban Plus
Motor Cilindrada 1.497 cc
Cilindros 4 cilindros en línea
Potencia máxima 135 CV a 5.000 rpm
Par máximo 280 Nm a 1.500 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa
Turbo, Intercooler
Transmisión Caja de Cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada con elemento torsional
Resorte helicoidal
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos
Dimensiones Longitud 4.225 mm
Anchura 1.810 mm
Altura 1.613 mm
Distancia entre ejes 2.600 mm
Maletero Volumen 427-1.115 litros
Peso Peso 1.375 kg
Prestaciones Velocidad máxima 181 km/h
Aceleración 0-100 Km/h N.d.
Consumo Combinado 7,0 l/100 km
Velocidad baja 8,9 l/100 km
Velocidad media 6,5 l/100 km
Velocidad alta 6,0 l/100 km
Velocidad muy alta 7,4 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 159 g/km – Euro 6 Etiqueta C
Precio Precio oficial 19.900 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.