Son bastantes los anuncios de coches que han sido prohibidos a lo largo de los últimos años, pero normalmente hablamos de spots de televisión en los que, según el criterio de ciertos organismos de control, se alienta una conducción temeraria. Es la primera vez que escuchamos que dicha prohibición se aplique a una cuña de radio y la “víctima” ha sido BMW.

Los anuncios de coches más ingeniosos de la Historia

Su anuncio, de apenas 30 segundos, rezaba esto: “Podríamos usar palabras grandes como ‘impactante’, ‘musculoso’ o ‘cautivador’ para decirte cómo se ve, o usar una combinación atractiva de palabras coloridas para describir exactamente cómo se siente. Pero todo lo que realmente quieres escuchar es esto”. A continuación sonaba un único segundo de un motor subiendo revoluciones.

Fue suficiente para que un oyente se sintiera indignado, lo considerara un anuncio irresponsable y se pusiera en contacto con la Advertising Standards Authority (ASA) para denunciarlo.

El anuncio de Nissan que dirigió Ridley Scott y solo se emitió una vez

El organismo realiza en Reino Unido una función de regulación de la publicidad similar a la de Autocontrol en España, y tiene estrictas normas en relación a los anuncios de automóviles, a los que penaliza si hacen apología de una conducción peligrosa, competitiva, desconsiderada o irresponsable; además de que señala la aceleración del vehículo o su velocidad no pueden ser el foco de atención del spot.

Es por eso que, aunque BMW intentó defenderse señalando que el punto de su anuncio era demostrar como los modelos de su gama M suenan diferente a los convencionales, la ASA ha resuelto que “debido a que el anuncio demostró el poder del automóvil, no en un contexto claro de seguridad, y de una manera que sugería emoción, llegamos a la conclusión de que infringía el código”, lo ha prohibido y la marca bávara lo ha tenido que retirar.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.