Antes de ser Porsche, Ferdinand Porsche inscribió en el registro mercantil en 25 de abril de 1931 el nombre de “Sociedad de Responsabilidad Limitada Dr. Ing. h.c. F. Porsche, Diseño y Asesoramiento para Motores y Vehículos”, precursora de la actual Porsche AG.

Los Porsche 356 fabricados en Austria durante la Segunda Guerra Mundial

Para entonces tenía 55 años y la experiencia de haber trabajado durante casi 25 como responsable de desarrollo de modelos para los principales fabricantes de automóviles, entre ellos Daimler-Motoren-Gesellschaft.

Cuando se estableció por su cuenta en 1931 lo hizo rodeado de algunos de los mejores del sector: el ingeniero Karl Rabe, el experto en transmisiones Karl Fröhlich, el especialista en motores Josef Kales, el desarrollador de carrocerías Erwin Komenda y el experto en motores Franz Xaver Reimspiess.

No fue el mejor momento para comenzar una empresa, pues el mundo estaba sumido en la Gran Depresión, así que para la plantilla inicial de 19 trabajadores el salario era básicamente alojamiento y comida.

En el mismo 31 llegó uno de los primeros encargos por parte de Wanderer, un fabricante de Chemnitz, para quien desarrollaron un motor ocho cilindros en línea y una berlina media; pero el cambio ocurrió cuando en 1933 Auto Union les encargó el diseño de un coche de carreras nuevo, siendo el resultado el P-Rennwagen, también conocido como ‘Flecha de Plata’, que arrasó en competición.

Porsche

De manera paralela la empresa estuvo inmersa en otros proyectos, como el de 1932, en el que el fabricante de motocicletas Zündapp encargó el desarrollo de coche pequeño, el Typ 12. Porsche dio forma a un modelo que llevaba tiempo barajando, un coche compacto pero espacioso y asequible para el gran público, un Porsche Typ 12 que, debido a la depresión, no llegó a fabricarse en serie.

Su diseño resultará familiar, y es que tan solo dos años después sirvió de base para el encargo de la Unión Alemana de Industrias de Automoción de desarrollar un “coche para el pueblo” (Volkswagen). Con una configuración de cuatro asientos y motor bóxer de cuatro cilindros en la parte trasera, nació el Escarabajo y se sentó las bases de los futuros deportivos de la marca.

Porsche

Este proyecto fue clave porque, con él, la oficina de diseño técnico pasó a ser también en un centro de pruebas y desarrollo que creció hasta que en mayo de 1937 hubo de adquirirse una superficie de unas tres hectáreas en el distrito de Zuffenhausen para montar su primera fábrica.

Fue ahí donde más tarde, en 1961, se construyeron las instalaciones de pruebas de Weissach, primero para realizar pruebas de chasis y que con el paso del tiempo se fueron ampliando de manera progresiva.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.