El Porsche Carrera GT es uno de los coches más laureados de la historia de Porsche, una máquina realmente exclusiva de la que únicamente vieron la luz 1.270 ejemplares. Sin embargo, uno de esos dueños, que se hizo con su unidad en 2005, quiso darle un plus al deportivo, teniendo como objetivo competir en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), lo que dio como resultado la creación del único Porsche Carrera GT-R.

Vídeo: así de impresionante es el sonido del Porsche Carrera GT

Se trata de una preparación ‘aftermarket’ llevada a cabo por GPR Racing y que costó 220.000 euros en su día, con el beneficio añadido de que, pese a ser optimizado para competir (algo que finalmente nunca llegó a ocurrir), este Carrera GT sigue manteniendo su homologación para circular por carretera.

Porsche Carrera GT-R

La lista de modificaciones que experimentó es bastante extensa: los frenos de alto rendimiento los firma AP Racing, cuenta con una unidad de control de Motec, se instaló una caja de cambios de competición, calza llantas de magnesio de BBS, el interior se ha dejado desnudo por completo, tiene una jaula de protección antivuelco, los pedales son específicos, dispone de un sistema de extinción de incendios, el depósito se desarrolló de manera acorde a la normativa de competición, etc. Incluso el motor recibió mejoras, consiguiendo que el bloque 5.7 V10 atmosférico alcanzase los 650 CV de potencia.

Toda esta historia sale a la luz porque el dueño del Porsche Carrera GT-R lo ha puesto a la venta por 849.000 euros, precio que cada uno debe juzgar si es alto o no, teniendo en cuenta que no hay otro igual en el mundo y que además su uso ha sido apenas testimonial: solo ha circulado durante 2.000 kilómetros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.