Por si hay algún despistado en la sala, el Burj Khalifa de Dubái es, hasta el momento, el edificio más alto del mundo. Un rascacielos que ha transformado su enorme fachada en la valla publicitaria digital más grande sobre la faz de la Tierra. Con sus 828 metros, ha servido como escenario para anunciar la llegada del Porsche Taycan, el primer vehículo totalmente eléctrico de la marca alemana.

Si Porsche buscaba una presentación de altura… lo ha conseguido sin duda alguna. En las imágenes que acompañan a este texto podemos ser testigos del espectáculo que se pudo ver en directo en la ciudad de Emiratos Árabes Unidos. El Burj Khalifa comienza tiñendo de azul brillante su fachada-pantalla, el color asociado a los coches eléctricos. A continuación una lluvia de pixeles la oscurece para dar paso a un rayo que recorre todo el rascacielos para cargar el edificio completamente.

PRUEBA: Porsche Taycan 4S

Un mensaje nos anticipa lo que está por llegar: “Cada Porsche construido tiene alma”. Es el relevo para dar paso a los modelos más importantes de la marca de Sttutgart: desde el Lonner-Porsche hasta el Porsche 911 pasando por el Porsche 356, el Porsche 918 Spyder o el Porsche 919 híbrido. Tras este recorrido por su historia llega el turno del Porsche Taycan: “Prepárate para conocer el primer coche deportivo totalmente eléctrico con alma de Porsche”.

Porsche Taycan en el Burj Khalifa

Más de un millón de luces LED

Es entonces cuando la pantalla se convierte en una valla publicitaria para el nuevo modelo alemán antes de que el Burj Khalifa se transforme en un logotipo gigante de Porsche. Un anuncio que ha cubierto un área total de 33.000 metros cuadrados y para el que se han empleado más de un millón de luces LED. Así es cómo la división de Oriente Medio y África de Porsche ha celebrado el lanzamiento local del Taycan.

PRUEBA: Porsche Taycan Turbo S

Se trata del primer coche eléctrico de producción de Porsche: una berlina que ha sido construida sobre una plataforma nueva y que muchos han definido como un cambio dentro de la marca alemana. La carta de presentación del Porsche Taycan, desde luego, invita a pensar en ello: dos motores síncronos de imanes permanentes, situados uno en cada eje, que ofrecen cuatro niveles de potencia (530, 570, 680 y 761 CV) y se impulsan gracias a la energía almacenada en una batería que, en función de su capacidad, ofrece una autonomía que oscila entre los 407 y los 463 kilómetros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.