Atlantis Motor Group ha puesto a la venta un ejemplar excepcionalmente raro con un historial de dueños, cuanto menos, interesante. Compitió en la International Race of Champions, pero también pasó por Dayton y por Sebring antes de convertirse en uno de los coches de Pablo Escobar. Este Porsche 911 RSR de 1974 está a la venta.

Pablo Escobar, buen piloto de carreras, mejor narcotraficante

Porsche sólo creó quince unidades del 911 RSR: de ellas, doce fueron destinadas a la competición y tres se usaron como repuestos. Fueron las encargadas de competir en la International Race of Champions (IROC) o Carrera Internacional de Campeones de 1974. Una competición presentada como el All-Star del automovilismo estadounidense; a pesar de su nombre, el IROC era una carrera en una pista ovalada.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Su historial de competición

Este ejemplar, en concreto, fue pilotado por Emerson Fittipaldi y con él logró la pole position en la clasificación. Sin embargo, su Porsche 911 RSR no saldría desde la primera fila porque el brasileño llegó tarde a la reunión de pilotos antes de la carrera y fue sancionado con una penalización de diez puestos en la parrilla.

A pesar de arrancar undécimo, cuando dieron la salida el campeón del mundo de Fórmula 1 comenzó a abrirse camino buscando una remontada que no llegó: su participación terminó de forma prematura después de que se saliera de la pista y tuviera una fuga de combustible. Más tarde, el Porsche 911 RSR fue vendido y continuó compitiendo en la serie International Race of Champions hasta la carrera las 24 Horas de Daytona de 1978. Además, también participó en las 12 Horas de Sebring en 1976.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

De EEUU a Colombia

Su siguiente propietario fue Pablo Escobar, que compitió con él en cuatro carreras de la Copa Renault 4 de Colombia… no sin antes modificarlo para que luciera la carrocería del 935. Cuando el colombiano murió, el coche fue a parar a un almacén hasta que, finalmente, regresó a Estados Unidos gracias a Roger Penske. Allí fue restaurado para devolverle su estado original con la decoración que lució Fittipaldi.

Si a este semejante historial de propietarios añadimos su paso por el mundo de la competición ya podréis imaginar que incorporar el Porche 911 RSR a vuestro garaje particular no será barato: su precio inicial es de 1,85 millones de euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.