El desarrollo y puesta a punto de cualquier coche es un tarea compleja y laboriosa que implica muchísimas horas de trabajo pero, cuando hablamos de un deportivo de altas prestaciones como el Porsche 911 GT3 se hace necesario “hilar fino”, lo que implica unas pruebas de los más extremas e intensas. Valga como ejemplo que esta variante del ‘nueveonce’ ha acumulado más de 22.000 horas de test a sus espaldas.

PRUEBA: Porsche 911 991.2 GT3 Clubsport Package

Thomas Mader, director de Proyecto de Motores para GT de serie de Porsche, explica que “en total, el motor del nuevo GT3 funcionó durante más de 22.000 horas en el banco. Durante esas pruebas, hemos simulado repetidamente los perfiles típicos de los circuitos y hemos hecho funcionar el propulsor a pleno rendimiento durante una proporción muy elevada de tiempo”.

Porsche 911 GT3

De hecho, junto al banco de pruebas se han combinado test en circuitos reales, siendo el más destacado el llevado a cabo en Nardó, Italia, durante el 911 GT3 recorrió 5.000 kilómetros a una velocidad constante de 300 km/h para solo cuando hacía falta repostar.

Esto prueba la dureza del bloque 4.0 atmosférico que monta el deportivo, que está basado en el de competición del 911 GT3 R y mejora al de su predecesor: desarrolla 510 CV de potencia (+10 CV) a 8.400 rpm y un par máximo de 470 Nm (+10 Nm).

Porsche 911 GT3

Desde la marca señalan al GT3 como un ejemplo claro de la conexión entre sus divisiones de competición y de calle: “Cuando los mismos ingenieros que desarrollan nuestros coches de carreras trabajan también en el diseño de un nuevo coche GT para la carretera, se produce la transferencia de tecnología más directa que uno pueda imaginar”, explica Andreas Preuninger, Director de Modelos GT.

La historia del Porsche 911: generaciones y versiones especiales

Y, aunque el motor es una pieza capital de todo ello (“El motor de nuestro 911 GT3 Cup difiere esencialmente en dos componentes: el sistema de escape y la unidad de control. Todo lo demás es idéntico”, explica Mader), hay otras áreas clave, como la aerodinámica. Se trata del primer Porsche de calle con un alerón trasero suspendido, lo que ha permitido aumentar la carga, reducir las pérdidas de flujo y generar una sustentación negativa bien equilibrada.

Porsche 911 GT3

“Desarrollamos la aerodinámica del nuevo 911 GT3 en unas 700 simulaciones. Dedicamos más de 160 horas a la puesta a punto del coche en el túnel de viento”, señala el ingeniero de aerodinámica Mathias Roll. “A 200 km/h y con la configuración de serie, el nuevo 911 GT3 genera un 50% más de carga aerodinámica que su predecesor. Con la configuración de máxima carga aerodinámica, el aumento supera el 150%. No solo tiene elementos que son muy similares a los de nuestros coches de competición, los métodos de desarrollo también son semejantes. En nuestro túnel de viento ultramoderno de Weissach no nos limitamos a ir en línea recta, simulamos todas las situaciones de conducción imaginables. Provocamos balanceos, cabeceos y guiñada para simular las influencias físicas en la pista”, concreta.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.