Hay competición por la que Porsche tiene especial predilección: las 24 Horas de Le Mans. La primera vez que se agitó la bandera de cuadros en el trazado francés corría el año 1923 y la marca alemana comenzó su andadura en 1951; desde entonces ha sido el único fabricante que ha participado de forma ininterrumpida en esta carrera de resistencia. Un evento que ha dejado huella en la historia de Porsche: allí encontramos la razón por la que sus modelos tienen la llave a la izquierda del volante.

PRUEBA: Porsche 911 GT3 RS en Le Mans

Son muchos los modelos de Porsche que tienen detalles con los que la marca recuerda su carrera en la competición, pero hay uno que es común a todos sus coches y que se ha convertido en un distintivo signo de los modelos de Stuttgart: el bombín donde se introduce la llave para arrancar está en el lado izquierdo del volante y no en el derecho. ¿Por qué? La respuesta está en Le Mans.

Por qué Porsche tiene la llave a la izquierda

La ‘salida Le Mans’

Y más concretamente en la ‘salida Le Mans’, un estilo que perduró hasta 1969 en la famosa carrera de resistencia. Los coches que participaban en la competición se aparcaban en un extremo de la recta de meta y los pilotos se situaban en frente: cuando se daba la salida, tenían que correr por el asfalto hasta su coche para arrancarlo antes que nadie y comenzar a pisar el acelerador.

Así ocurrió uno de los accidentes más escalofriantes de Le Mans

Los ingenieros de Porsche conocían perfectamente el escenario y encontraron una práctica solución para ganar unos cuantos segundos que, a la postre, resultarían vitales sobre el asfalto. Como podéis imaginar estaba relacionada con la posición de la llave de contacto: si la ubicaban a la izquierda del volante no sería necesario que el piloto se sentase primero y arrancase después. Al llegar en carrera podía introducir la llave en el contacto con su mano izquierda mientras entraba al vehículo, quitaban el freno de mano y metía primera con la derecha.

Por qué Porsche tiene la llave a la izquierda

Cuatro excepciones

Aquella idea funcionó y se trasladó a todos los coches fabricados por Porsche, que, hoy en día, mantienen ese detalle relacionado con la tradición deportiva de la marca. Incluso el Porsche Taycan mantiene un botón de arranque a la izquierda del volante que no es necesario para arrancar el motor, pero con el que pretenden perpetrar ese guiño a la competición. Eso sí, hay cuatro modelos que se han convertido en una excepción: el 914, 924, 944 y 968 fueron fabricados en colaboración con otras marcas y no cuentan con este detalle.

9 curiosidades del Porsche 959 que (casi) seguro no sabías

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.