Pillado a 233 km/h con su Mitsubishi Lancer EVO en Tarragona

Un conductor ha sido pillado a 233 km/h con su Mitsubishi Lancer EVO en Tarragona por un control de radar con trípode de los Mossos d’Esquadra en la T-11, una vía limitada a 100 km/h, de Reus a Tarragona. El conductor ha perdido el carné de conducir durante un año y medio y deberá abonar una sanción económica de 1.200 euros por un delito contra la seguridad vial por conducción con velocidad excesiva.

Un conductor ha sido pillado a 233 km/h con su Mitsubishi Lancer EVO en Tarragona por un control de radar con trípode de los Mossos d’Esquadra en la T-11, una vía limitada a 100 km/h, de Reus a Tarragona. El conductor ha perdido el carné de conducir durante un año y medio y deberá abonar una sanción económica de 1.200 euros por un delito contra la seguridad vial por conducción con velocidad excesiva.

No te pierdas: A la venta un inmaculado Mitsubishi Lancer Evo II RS de 1995

Los hechos se remontan al pasado 12 de marzo cuando los Mossos d’Esquadra habían instalado un control de radar con trípode en la carretera T-11 dirección Tarragona, cerca de la entrada a la autopista AP-7, en el término de La Canonja. El cinemómetro saltó cuando el infractor pasó con su Lancer Evolution a 233 km/h.

pillado-233-kmh-mitsubishi-lancer-evo-tarragona

Por otro lado, un recurso de apelación que se basa en dos puntos clave ha sido presentado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona. En primer lugar, se apoya en que el radar estaba instalado en el exterior del vehículo y sobre un trípode lo que, según él, infringe una orden que regula el control metrológico del Estado de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor.

Y, en segundo lugar, el abogado del conductor apuntaba a que era imposible que el vehículo hubiese alcanza los 233 km/h por los que se le acusa. Para ello, el letrado presentó la ficha técnica y el manual de especificaciones del vehículo, que sitúan la velocidad máxima limitada a los 180 km/h, una práctica muy común entre los fabricantes japoneses cuando se trata de deportivos, debido a regulaciones en Japón. Sin embargo, los magistrados recuerdan que se trata de velocidad media, ya que se apoyan en que el velocímetro marca hasta 260 km/h, como figura en el manual.

Fuente: Diari de Tarragona

Tags

Noticias relacionadas

1 comentario

  1. Ruben

    Con un coche como ese es muy dificil respetar los límites, aunque bueno para correr estan los circuitos y no pones en peligro la vida de nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies