Peugeot 308 GTi, con autoblocante y hasta 270 CV

Peugeot acaba de presentar la variante más deportiva de la gama del Peugeot 308 (prueba), un vehículo que se situará, tanto por capacidades dinámicas como por prestaciones y por el precio, un escalón por encima de los actuales 308 GT 2015. El nuevo Peugeot 308 GTi llega con buenos argumentos bajo su carrocería, pues está propulsado por un motor 1.6 THP tomado directamente del rabioso Peugeot RCZ R. Sin embargo, a diferencia de este último, estará disponible con dos niveles de potencia: 250 o 270 caballos.

No te pierdas: Carlos Sainz prueba el Peugeot RCZ R

Estéticamente, el nuevo 308 GTi es un punto más agresivo que el 308 GT y se diferencia de este en detalles como el difusor trasero acabado en negro brillante y que integra dos generosas salidas de escape en cada uno de sus extremos, unas entradas de aire de mayores dimensiones, taloneras más prominentes y una parrilla delantera de nuevo cuño, flanqueada por unos faros con tecnología LED para todas sus funciones. También destacan las llantas de aleación, que pueden ser de 18 o 19 pulgadas de diámetro y que esconden unos frenos de disco sobredimensionados (330 mm en el caso del de 250 CV y de 380 mm en el de 270 caballos).

Peugeot 308 GTI 2016 (3)

Con un peso de 1.205 kilogramos, incluso la versión menos potente del nuevo Peugeot 308 GTi ya es extremadamente veloz, pues puede pasar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, mientras que la variante de 270 CV completa esa misma operación en 6 segundos exactos. Está animado por un pequeño propulsor sobrealimentado de cuatro cilindros con 1.6 litros de cilindrada que es capaz de generar hasta 270 CV de potencia máxima y 330 Nm de par –lo que equivale a un rendimiento de nada menos que 170 CV/litro-. Además, gracias a su reducida cilindrada, logra unas emisiones de CO2 de tan sólo 145 g/Km y un consumo medio de 6 litros por cada 100 kilómetros. Este propulsor está asociado a un cambio manual de seis velocidades, cuenta con tecnología Start/Stop. Supera así a modelos como el Volkswagen Golf GTI (prueba) o el Ford Focus ST (prueba).

Peugeot 308 GTI 2016 (30)

En el habitáculo, nos encontramos con multitud de detalles específicos, como puede ser el volante, los asientos de corte deportivo o las costuras de la tapicería en color rojo. Cuenta también con unas molduras de protección para el umbral de las puertas con la leyenda Peugeot Sport y GTi. Además, para la ocasión, la palanca de cambios y los pedales tienen un acabado de aluminio. La versión de 270 CV añade unos asientos delanteros tipo bucket con una tapicería mixta de cuero y Alcántara.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.