El Omoda 7 es el siguiente paso en la ampliación de la familia de modelos de la marca china, un SUV grande que está pensado para un “público global con una mentalidad joven y abierta a los últimos avances”.

Omoda denomina su diseño como ‘Stylish 360°’. A pesar de su considerable tamaño (4,62 metros de largo, 1,87 de ancho y 1,67 de alto), luce unas proporciones atléticas, con una postura baja y una silueta de estilo fastback.

PRUEBA: Omoda 5

En la parte delantera muestra una firma lumínica afilada, aunque lo más destacado es la parrilla de trama hexagonal, que, aunque tiene un diseño propio es un punto de conexión con el Omoda 5. Pasando al lateral, tiene unos marcados pasos de rueda, mientras que el techo flotante es de color de contraste. Por último, en la zaga el diseño de las ópticas posteriores tiene forma de rayo.

El habitáculo es limpio y despejado, confiando todo al combo de cuadro digital y pantalla central (ésta de 15,6 pulgadas), y buscando un ambiente premium con equipamiento como el sistema de fragancias o e equipo de sonido con 12+2 altavoces.

Omoda 7

Sobre su oferta de motores la marca señala que será multienergía, así que es esperable alternativas de distinta naturaleza (el ‘5’, por ejemplo, se vende con motor de gasolina y en versión eléctrica). La única confirmada, por el momento, es una variante híbrida enchufable de cuyo sistema de propulsión no se ha dado más detalle que el hecho de que su autonomía combinada rondará los 1.200 km.

El lanzamiento global del Omoda 7 está previsto para principios de 2025. La marca no se ha pronunciado sobre si, como ocurre con su hermano pequeño, los ejemplares para el mercado europeo se producirán en la fábrica que la compañía ha establecido en la Zona Franca de Barcelona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.