Hace algunos años, Saab dejó de existir debido a sus problemas económicos. La marca sueca terminó absorbida por National Electric Vehicle Sweden (NEVS), una empresa sueca de vehículos eléctricos que, a su vez, pasó a manos del gigante inmobiliario chino Evergrande en 2019. Ahora, con la quiebra de la compañía china, NEVS, propietaria de Saab, podría terminar también en bancarrota.

El último Saab jamás fabricado será subastado

Estamos ante una historia compleja que comprende a numerosas empresas pequeñas pertenecientes a grandes conglomerados globales. La cuestión es que lo poco que queda de Saab, a través de NEVS, podría desaparecer por completo, debido a la crisis de Evergrande.

NEVS, propietaria de Saab, en riesgo de quiebra

NEVS propietaria de Saab en bancarrota

La historia de NEVS ha sido un tanto extraña, a raíz de la compra de Saab en 2012. La compañía construyó un número limitado de unidades del 9-3, pero solo entregó 420 entre 2013 y 2014, antes de cerrar la producción. Debido a unos problemas para pagar a sus acreedores, una sentencia judicial le prohibió el derecho a usar el nombre de Saab, que está controlado por Saab AB, la división aeroespacial y de defensa que ya no tiene relación con la marca de coche.

Vídeo: este fantasmagórico concesionario de Saab está congelado en el tiempo

Después de aquello, NEVS ha estado promocionando su propio prototipo modificado del 9-3 eléctrico, que vimos por primera vez en 2014. En 2017, consiguió una licencia para producir en China y en 2019, finalmente, Evergrande compró una participación de la empresa.  desde entonces, se han visto algunos prototipos eléctricos más, pero la falta de más información invita a pensar que no han construido grandes del 9-3 EV. Por otra parte, la compañía sueca anunció en agosto el despido de casi la mitad de su plantilla en el país escandinavo.

Xiaomi podría estar interesada en NEVS

A diferencia de lo que ocurrió con la marca MG, convertida ahora en una marca de coches eléctricos, parece difícil ver la vuelta de Saab, incluso si NEVS es comprada por alguna empresa, ya que no es factible que Saab AB autorice el uso de su marca otra vez para la producción de automóviles. En 2016, ya dejó claro que había cerrado cualquier negociación para usar el nombre Saab.

Evergrande ha declarado recientemente que necesita fondos para seguir pagando los salarios de sus empleados y otros gastos derivados del pago de intereses y deudas. Por tanto, el futuro para NEVS no parece muy halagüeño. Según Reuter, Xiaomi podría estar interesada en comprar una participación mayoritaria de NEVS.

Fuente: The Drive

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.