El alcalde del Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunció hace nos días una moratoria de un año en Madrid para furgonetas con etiqueta B. Esta nueva enmienda de la Ordenanza de Movilidad Sostenible se presentará en el Pleno mañana, martes 20 de diciembre, y, de ser aprobada, permitirá a estos vehículos seguir accediendo a la Zona de Especial Protección del Distrito Centro de Madrid a partir del 1 de enero de 2023.

Según contempla esta ordenanza, a partir del próximo 1 de enero los vehículos industriales ligeros con etiqueta B no podrán acceder a la ZBE de Madrid. Sin embargo, ante la imposibilidad de muchos negocios para renovar sus flotas de vehículos comerciales, Almeida propondrá en el Pleno de mañana del Ayuntamiento de Madrid una moratoria de un año que permitirá el acceso de furgonetas con este distintivo ambiental de la DGT hasta el 31 de diciembre del año que viene.

La enmienda “modificará el apartado 2 de la Disposición transitoria tercera sobre requisitos ambientales para el acceso al distrito de Centro”. La moratoria tan solo afectará a furgonetas y camiones ligeros con etiqueta B destinados al transporte de mercancías que opera en la ZBE del Distrito Centro.

Moratoria de un año en Madrid para furgonetas con etiqueta B

moratoria madrid furgonetas etiqueta b

Inicialmente, los vehículos ligeros cuya masa máxima autorizada sea igual o inferior a 3.500 kilos con distintivo B no podrían acceder a la ZBE desde el 1 de enero de 2023, mientras que los vehículos pesados de más de 3.500 kilos sin etiqueta tendrán restringido el acceso a partir del 31 de diciembre de 2022. Estos vehículos pesados con etiqueta B podrán seguir accediendo y circulando hasta el 31 de diciembre de 2024.

Madrid alerta de las falsas multas de tráfico con código QR

Esto significa que la moratoria que presentará mañana Almeida en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid tan solo contempla a los vehículos ligeros con etiqueta B, ya que los pesados sin etiqueta serán vetados igualmente a partir del 1 de enero de 2023, mientras que los que cuentan con distintivo B podrán seguir accediendo sin restricciones hasta 2025.

La razón que lleva al alcalde de la capital a presentar esta nueva enmienda de la Ordenanza de Movilidad Sostenible de la ciudad de Madrid se debe a que los comerciantes no han podido renovar sus flotas. En la ZBE de Distrito Centro hay registrados un 11,3% (20.318 negocios) del total de comercios de la ciudad, que asciende a 179.488.

Tampoco ha contribuido a esta transición hacia vehículos ecológicos la situación de crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 o la guerra de Ucrania. Además, la escasez de microchips que provoca retrasos en la producción de vehículos nuevos unido a la inflación que ha disparado el precio de los coches hace aún más complicado para los comerciantes realizar una inversión en una furgoneta o camión ligero nuevo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.