Europa se toma muy en serio la seguridad de los vehículos que se lanzan en su mercado. No solo es que el Euro NCAP evalúe cada modelo tras analizarlo en múltiples pruebas, es que además a partir del 6 de julio todos los coches nuevos que se matriculen en el Viejo Continente tendrán que equipar de manera obligatoria algunos sistemas de asistencia a la conducción.

Uno de ellos es uno que es bastante útil, pero que también puede ser bastante molesto. Se trata del ISA, aunque por sus siglas la mayoría no sabe reconocerlo: el Asistente Inteligente de Velocidad (Intelligent Speed Assistant), más conocido como control de crucero inteligente o adaptativo.

Vídeo: los sistemas de asistencia a la conducción todavía no funcionan bien, según un estudio

Su función básica es sencilla: el conductor establece una velocidad a la que quiere circular, así como una distancia de seguridad que quiera mantener respecto a vehículos precedentes, y el sistema se encarga de mantener ambos.

Sin embargo, el ISA puede ser de distintos tipos en función de las funcionalidades que ofrezca. Por ejemplo, en algunas marcas lee las señales de velocidad y no permite que el conductor las supere, mientras que en otros simplemente se limita a seguir las indicaciones de quien se encuentra al volante.

Ahora bien, ¿cuál de ellos es el que es obligatorio a partir de julio?

En la norma europea figura lo siguiente: “El sistema de asistente de velocidad inteligente (ISA) deberá incluir una función de información sobre el límite de velocidad (SLIF) y, o bien una función de aviso del límite de velocidad (SLWF), o bien una función de control de la velocidad (SCF)”.

De esta manera, la normativa deja abierta la decisión a la elección del fabricante, pues puede incorporar el SLWF, que simplemente informa al conductor de que está conduciendo por encima de la velocidad legal establecida y es, como mucho molesto; o directamente el SCF, que tiene un enfoque más intrusivo, puesto que por sí mismo reduce la velocidad hasta que se adapte a los límites de velocidad legales de la vía.

Para quienes no sean muy amigos de este sistema, siempre está disponible la posibilidad de desconectarlo manualmente, aunque hay que hacerlo cada vez que se arranque el coche, pues cada vez que se pone en marcha está activado de manera automática.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.