Mitsuoka Rock Star, un ‘Corvette’ con base Mazda MX-5

Mitsuoka Rock Star

El Mitsuoka Rock Star posiblemente una lo mejor de dos mundos: el estilo de un deportivo retro y la parte mecánica de uno de los biplazas más divertidos de conducir de la actualidad. La marca nipona ha cogido la base de un Mazda MX-5 y lo ha transformado en un reinterpretación de la segunda generación del Chevrolet Corvette.

PRUEBA: Mazda MX-5 RF 2.0 160 CV

En un primer momento cuesta imaginar que bajo esa carrocería se encuentra un Miata, algo que obedece a un diseño de lo más conseguido y que homenajea como se merece al Vette. Los cuatro pasos de rueda se abomban para sobresalir respecto al capó y la zaga, el primero cuenta con un nervio divisor en el medio y con salidas de aire, el frontal es muy afilado, cuenta con cromados y reducido los grupos ópticos a su mínima expresión, mientras que en la zaga están presentes otros protectores terminados en cromo y los faros son circulares. Otros detalles interesantes son el diseño de cinco radios de las llantas y el hecho de que la parte inferior vaya pintada en un color diferente.

Eso sí, al quitar su capota de lona se hace evidente el truco, puesto que el habitáculo es idéntico al del Mazda, con la salvedad de que Mitsuoka ofrece una amplia gama de opciones de personalización: colores para los paneles de las puertas, tapicería de cuero, etc.

Mitsuoka Rock Star

Tampoco cambia el Mitsuoka Rock Star la mecánica del descapotable más vendido de la historia, manteniendo su motor 1.5 Skyactive de 132 CV y 152 Nm de par máximo. Por compararlo con la segunda generación del Corvette en la que se inspira, el americano contaba con un bloque V8 de 250 CV.

El precio del Mitsuoka Rock Star oscila entre los 4,7 y los 5,1 millones de yenes, lo que al cambio actual supone entre 36.000 y 40.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.