Todas las marcas cuentan con proyectos de responsabilidad corporativa y entre los que tiene MINI, uno de los más destacados es “MINI for the Oceans”, que tiene como objetivo ayudar a retirar residuos que contaminan los mares.

La marca acaba de anunciar que está dando mejores resultados de lo esperado. La compañía ha prometido retirar 1 kilos de residuos y desechos plásticos en el Mar Mediterráneo por cada coche que venda y ya ha conseguido alcanzar los 2.000 kilos.

Mini Aceman (concept), el primer SUV eléctrico de la marca

Sin embargo, la cosa no ha hecho más que empezar, y es que el objetivo final que se ha planteado es el de retirar 10.000 kilos de plástico del fondo del mar.

MINI

En el proyecto también están involucrados Manu San Feliz y Daniel Illescas, embajadores de MINI y comprometidos con las causas medioambientales que han apoyado el proyecto de Gravity Wave y han participado en las recogidas submarinas de plásticos y redes de pesca en el Puerto de Calpe.

Los materiales recogidos no serán desechados si no que, siguiendo el principio de la economía circular, serán reciclados para darles otros usos, se convertirán en material urbano que después será cedido a diversos ayuntamientos.

MINI

MINI cuenta entre los servicios que ofrece incluso con la posibilidad de que los propietarios de uno de sus coches, cuando este haya terminado su vida útil, lo entreguen para que se recicle la mayor parte del automóvil. Carrocería, cristales, catalizador, batería, llantas y aceite del motor son tratados para darles otra vida.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.