Carlos Sainz y Lucas Cruz correrán el Dakar 2020 a los mandos del MINI JCW Buggy 2020, un vehículo evolucionado con respecto al de la pasada edición con el que creen que podrán luchar contra Toyota. Eso sí, como la mayoría de pilotos, tienen dudas sobre qué es lo que se van a encontrar durante la carrera, pues este es el primer Dakar que se celebra en Arabia Saudí, el país más extenso de Oriente Próximo.

SsangYong Korando DKR: la nueva bestia coreana para el Dakar

El recorrido está compuesto por un itinerario de 7.500 kilómetros de los cuales, unos 5.000 son especiales. De las 12 etapas del rallye, siete contarán con especiales de más de 400 kilómetros con dos jornadas en la que sobrepasarán los 500 km. Y todo esto en un entorno nuevo para la pareja española (y para la mayor parte de equipos), que durante la rueda de prensa celebrada en la sede BMW y MINI en España, aseguró que “la gran duda que tenemos es lo que nos vamos a encontrar. La primera semana de carrera tiene unas características más de caminos y piedras, tipo Marruecos. La segunda semana es un terreno más de arena, de dunas”.

Carlos Sainz y Lucas Cruz Dakar 2020

Carlos Sainz y Lucas Cruz afrontarán el Dakar 2020 a bordo de un buggy de dos ruedas motrices. Será la tercera edición del Dakar para este coche, la segunda con Sainz y Cruz en el equipo. Ambos se muestran satisfechos con el trabajo realizado en el coche con respecto al de la edición pasada, pues según afirman, han podido pulir muchos de los detalles que les causaron problemas en 2019.

La pareja bicampeona del Dakar (2010 y 2018) asegura que en el Dakar 2020 “vamos a poder capitalizar el trabajo llevado a cabo en ediciones anteriores y presentar batalla al ganador del año pasado, Toyota”. Carlos considera al equipo japonés como su competidor más directo, aunque no se olvida tampoco de su compañero de equipo, ‘Monsieur Dakar’, que en esta edición estará acompañado por su mujer, Andrea Peterhansel.

Recorrido Dakar 2020

Con respecto al del año pasado, el MINI JCW Buggy 2020 ha reducido ligeramente su peso para aproximarse un poco más al mínimo de la categoría. En la edición de 2019 sufrieron mucho por los problemas que encontraron con el sistema para inflar y deshinchar los neumáticos, algo que fue solventado a comienzos de año. Otro de los cambios introducidos afecta al voladizo delantero, que se ha visto reducido 17 centímetros.

De esta forma, Carlos Sainz y Lucas Cruz podrán superar las zonas de dunas con más garantías, pues será más difícil que el coche golpee al subir o bajar pendientes. No han dado detalles técnicos, pero el MINI del año pasado estaba propulsado por un motor 3.0 de seis cilindros en línea turbodiésel de origen BMW que producía una potencia máxima de 350 CV y un par motor de 770 Nm.

Carlos Sainz

Con respecto a los 4×4 de sus rivales de Toyota, entre los que se encuentra Fernando Alonso, los MINI cuentan con mayores recorridos de suspensión y con neumáticos de mayor diámetro. Por eso, Sainz asegura que “si el terreno es pedregoso nos favorece, nuestros neumáticos al tener un diámetro mayor tienen menos probabilidades de pinchar”.

El Dakar 2020 no solo estrena un cambio radical en la ubicación de recorrido que hace que sea la edición más abierta de los últimos años, también hay otras muchas novedades. Por ejemplo, por primera vez los equipos recibirán el roadbook unos minutos antes de que se celebre la etapa en lugar del día anterior, algo que sucederá en seis de las 12 jornadas de carrera. Tanto Carlos Sainz como Lucas Cruz se han mostrado a favor de esta medida, pues según ellos, “reduce la suspicacia de recibir ayuda externa”.

Imágenes: X-Raid

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.