El exceso de velocidad es una de las principales causas de siniestralidad en nuestras carreteras, pero según apunta el estudio «Velocidad, la lacra silenciosa. El exceso de velocidad en los accidentes mortales en España (2011-2020)” de Fundación Línea Directa, son muy pocos los conductores que tienen el respeto que deberían a este factor.

De todos los encuestados, el 40% admite que incumple habitualmente los límites de velocidad, algo que parece lógico, por ejemplo, dados los límites actuales en ciudad que muchos conductores incluso desconocen.

Estos son los países con más radares de velocidad

De hecho, solo el 6% de los conductores afirma conocer cuáles son los límites que hay que respetar en autovías y carreteras españolas, Esto implica que unos 3,5 millones de españoles podrían haber llevado a cabo un delito contra la seguridad en el tráfico sin saberlo.

Pero lo que es preocupante son los datos que se extraen de cómo de elevados son esos excesos de velocidad: 2,4 millones de conductores admiten haber circulado a más de 100 km/h en ciudad y más de un millón explica que en alguna ocasión ha llegado a superar los 200 km/h en carretera.

En general se aprecia una actitud de poca preocupación por las altas velocidades: 1,7 millones de españoles está a favor de despenalizar los límites de velocidad, el 70% de los encuestados cree que estas multas no tienen como finalidad exclusiva la seguridad vial y el 36% se muestra a favor de que los radares estén solo en puntos peligrosos y de concentración de accidentes.

Proyecta tu velocidad y revoluciones en el parabrisas con este aparatito de solo 20 euros a la venta en AliExpress

Es más, el 40% de los conductores aboga por elevar los límites de velocidad en autovías y autopistas, pensamiento que llevan más al extremo un millón de conducción, que admite que por ellos directamente desaparecerían estos límites.

Esa sensación de seguridad y de poder ir más rápido choca con los datos: durante los últimos 10 años ha habido en España más de 100.000 accidentes por imprudencias relacionadas con la velocidad, con un total de 150.000 víctimas entre las que hubo casi 4.500 muertos.

De los muertos en carretera, uno de cada cuatro fueron por exceso de velocidad, y en el caso de ser conductor, ir más rápido de lo debido multiplica por siete el riesgo de morir en un accidente.

De los siniestros causados por alta velocidad, en vías interurbanas suele ser por salida por el lado derecho de la carretera, con un perfil de conductor que suele ser el de hombre joven (18 – 34 años), en vacaciones o de ocio y que suele usar el cinturón de seguridad o el casco menos de los que debería.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.