¿Cómo sería un coche eléctrico diseñado para obtener la máxima eficiencia posible? Pues muy parecido al Mercedes Vision EQXX que acaba de presentar la marca alemana. Porque precisamente ese objetivo es el que perseguían a la hora de diseñar este vehículo, el de crear un eléctrico capaz de consumir la mínima energía posible. Así, este prototipo de Mercedes anuncia una autonomía de más de 1.000 kilómetros y un consumo por debajo de los 10 kWh/100km.

Mercedes EQG Concept, el futuro Clase G eléctrico

Se trata de una berlina de cuatro puertas y cuatro plazas con una carrocería extremadamente aerodinámica. De hecho, el coeficiente aerodinámico de 0,17 que anuncia es significativamente mejor que el del Mercedes EQS, que actualmente es el mejor automóvil de producción en serie en este aspecto con su 0,20. Y aunque por ahora se trata de un prototipo, es posible que en un futuro no muy lejano veamos una versión de calle del Vision EQXX. O en el peor de los casos, que muchas de sus innovadoras soluciones lleguen a la gama de Mercedes-Benz.

Mercedes Vision EQXX: en busca de la máxima eficiencia

Mercedes Vision EQXX zaga

Una de las claves del Mercedes EQXX Concept es su peso: 1.750 kilogramos. Una cifra muy buena para un coche eléctrico del que, aunque no conocemos sus dimensiones exteriores, sí sabemos que tiene una batalla de 2,8 metros. Este dato se ha logrado gracias al empleo de materiales ligeros, como el magnesio en las llantas, aluminio o plástico reforzado con fibra de vidrio. Pero, sobre todo, gracias a una batería con una elevada densidad energética.

Porque anuncia una capacidad de casi 100 kWh con un 50% menos volumen y un 30% menos peso que la batería de 108 kWh del EQS a pesar de tener un rendimiento parecido. Pesa 495 kilogramos y ha sido desarrollada con la colaboración del equipo de ingeniería de la Fórmula 1. En cuanto al motor, se trata de un propulsor eléctrico con una potencia máxima de unos 150 kW (204 CV). Un propulsor que presume de una eficiencia energética del 95%, un dato increíblemente alto.

Mercedes Vision EQXX interior

Otro elemento que ayuda a alcanzar la llamativa autonomía del Mercedes Vision EQXX son los paneles solares del techo, que proporcionan por sí solos 25 kilómetros adicionales. En el habitáculo nos encontramos con muchos detalles tecnológicos, como por ejemplo, la enorme pantalla que hace las veces de salpicadero. Tiene 47,5 pulgadas, una resolución 8K y está hecha de una única pieza, a diferencia de la del actual EQS.

Los materiales empleados en el habitáculo son totalmente sostenibles. La tapicería, por ejemplo, está realizada a partir de cactus, mientras que la moqueta está hecha con fibras de bambú. Además, se ha empleado la impresión en 3D para reducir la cantidad de material necesario en determinados componentes, creado de paso un diseño realmente llamativo.

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.