Ayer conocimos al BMW M5 2021 y hoy toca presentarte a su rival más directo: el Mercedes-AMG E 63 2021. Casualidad o no, ambos modelos de altas prestaciones han debutado con tan solo unas horas de diferencia con cambios en su imagen exterior, un interior actualizado y una oferta de motores que permanece intacta con respecto a lo que ya conocíamos. Veamos en qué cambia el heredero del mítico Hammer de 1986.

Mercedes 300 SEL 6.8 AMG: el origen de AMG deslumbrando en Spa

Como su oponente, el nuevo Mercedes-AMG E 63 aprovecha la reciente actualización a la que ha sido sometido el modelo en el que se basa. Nos referimos al Mercedes Clase E 2020, que fue desvelado en marzo de este mismo año. Como este, la variante AMG luce nuevos faros delanteros, unos paragolpes ligeramente diferentes, una parrilla Panamericana renovada o un faldón delantero más agresivo. Este último, por cierto, puede estar rematado en plata, negro o en fibra de carbono.

Mercedes-AMG E 63 2021 zaga

En la zaga, destaca la presencia de unos pilotos más angulosos que los de su predecesor, especialmente en el caso de la berlina. Porque recordemos que el Mercedes-AMG E 63 2021, a diferencia del M5, sí está disponible con carrocería familiar o berlina. Y si abrimos las puertas y accedemos al habitáculo, descubriremos un espacio que a grandes rasgos apenas varía a excepción de algunos detalles. Por ejemplo, ahora cuenta con la última evolución del sistema multimedia MBUX o un volante rediseñado con nuevos botones configurables.

Donde no hay novedades es en el motor, que continúa siendo el bestial bloque 4.0 V8 biturbo de AMG. Este propulsor se ofrece con dos niveles de potencia: en el Mercedes-AMG E 63 4Matic+ genera 571 CV y 750 Nm y en el Mercedes-AMG E 63 S 4Matic+ esos datos aumentan hasta los 612 CV y 850 Nm. Este último, con carrocería berlina, logra completar el paso de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, lo que representa una décima de segundo más con respecto al M5 Competition.

Mercedes-AMG E 63 2021 interior

Este motor se asocia a una caja de cambios AMG Speedshift MCT de nueve velocidades. Este, a su vez, trabaja junto a un sistema de tracción 4Matic+ con diferencial trasero autoblocante y que en el caso de la variante S incluye un modo drift para derrapar. Este también monta la suspensión neumática AMG Ride Control+ con amortiguadores adaptativos, que según la marca, ofrece un excelente compromiso entre deportividad y confort de marcha.

De frenar al Mercedes-AMG E 63 2021 se encargan un poderoso equipo de frenos con pinzas de seis pistones y discos de 391 mm delante y de 360 mm detrás. Opcionalmente, es posible sustituirlos por unos frenos con discos carbonocerámicos de 402 mm delante y 360 detrás. Por ahora Mercedes no ha anunciado los precios del E 63 en España ni su fecha de lanzamiento, pero en países como Reino Unido estará disponible desde el próximo mes de julio.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.