En la década de los 80 se produjo una revolución en los compactos, tanto los del segmento B como del C, dando lugar a auténticas máquinas de competición, equipadas con potentes motores que permitieron a muchos conductores acceder a un deportivo asequible. Seguramente estarás pensando en un GTI, pero hay más. Top Gear ha elaborado una lista con los 12 mejores compactos deportivos de la historia. Vamos con ello.

Mejores compactos deportivos: Peugeot 205 GTi

mejores compactos deportivos

Sin duda, uno de los compactos deportivos más añorados es el Peugeot 205 GTi (conoce su historia?, que empezó ofreciendo 105 CV en 1984, luego 115 CV y, finalmente, en 1986, la versión con 130 CV que, unido a su peso contenido, entregaba unas prestaciones realmente elevadas. A nivel estético, las inserciones rojas le dieron un aspecto más atractivo y en el interior los plásticos mejoraron con cada versión.

Ford Fiesta MkVII ST

mejores compactos deportivos

La séptima generación del Fiesta, en su variante deportiva, contaba con un motor EcoBoost de 1.6 litros que alcanzaba los 200 CV con la función overboost. Podía parecer un coche difícil de manejar, pero gracias a la electrónica y al sistema de vectorización de par y el control de tracción que imita a un diferencial de deslizamiento limitado, este Fiesta es muy domable. En la era de la electrónica, es uno de los deportivos más puros.

Renault Clio Williams

mejores compactos deportivos

Fue un verdadero mito en los años 90 y un digno sucesor del Renault 5 GT turbo. Parte de su encanto estaba en la denominación Williams, aunque eso era más marketing que otra cosa. Su famoso color azul, combinado con las llantas doradas, una suspensión mejorada y, sobre todo, su motor de 2.0 litros y 150 CV lo convierten en uno de los mejores compactos deportivos de la historia.

Honda Civic Type R EP3

mejores compactos deportivos

Este Civic Type R tenía bajo el capó el famoso motor de 2.0 litros VTEC de aquella época, que entregaba 200 CV a 7.400 vueltas. Es cierto que sus 200 Nm de par se quedaban algo cortos para los estándares actuales, pero eran suficientes para pasar de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos. Un punto y aparte era el tacto de la palanca del cambio, una delicia, como es habitual en Honda.

Lancia Delta Integrale Evo 2

Hablamos de uno de los mejores coches de rallyes de todos los tiempos y, ¿por qué no decirlo? uno de los coches más importantes de toda la historia del automóvil. Seguramente sus 215 CV serían pocos hoy en día, pero en su época era mucho y requería pericia para mantenerlo en línea recta por una carretera, aunque su diferencial Torsen facilitaba la tarea. Un volante Momo y asientos Recaro en Alcantara creaban un interior muy deportivo que todavía hoy sigue causando furor.

Renault 5 Turbo 2

El Renault 5 Turbo 2 fue la segunda evolución del Turbo, el coche fabricado para homologar la versión de competición. Se diferenciaba del Turbo 1 en que prescindía de las puertas y el capó de aluminio, así como el portón trasero y el techo de acero para sustituirlos por piezas de materiales menos costosos. También cambió algunos aspectos del interior como el volante. Pero mantenía el motor de 1.4 litros y 160 CV y la carrocería ensanchada diseñada por Marcello Gandini.

Ford Focus RS Mk1

Ford solo hizo 4.501 unidades del Focus RS de primera generación, un coche que destacaba por una asombrosa precisión en la conducción, equiparable a clásicos como el Sierra o el Escort Cosworth. Todo esto es posible por la suspensión trasera independiente, un diferencial Quaife, llantas OZ y, por supuesto, un motor turboalimentado de 2.0 litros y 215 CV. Simplemente magnífico, según Top Gear

Volkswagen Golf GTi MkV

mejores compactos deportivos

La quinta generación del Volkswagen Golf GTI (conoce su historia) fue un punto de inflexión en la marca alemana. Estrenó un nuevo chasis con una nueva configuración del eje trasero, totalmente independiente, que mejoraba notablemente el comportamiento en carretera. El resto lo hacía su motor TFSI de 2.0 litros y 200 CV. Un deportivo muy equilibrado.

Renault Clio 182 Trophy

mejores compactos deportivos

Esta fue una edición limitada a solo 500 unidades, equipado con una suspensión reforzada, una barra de amortiguador más robusta y los resortes más cortos. Todo esto le permitía rebajar la altura en 10 milímetros. Además, montaba un motor de 2.0 litros con 182 CV Trophy que, unido a sus menos de 1.100 kilos, ofrecía una gran relación entre potencia y peso.

Renault Megane R26.R

mejores compactos deportivos

Renault Sport supo hacer un coche deportivo extremo compatible para el uso diario. Cuando se le exprime toda su potencia, el coche se muestra preciso y destaca por su excelente guiado: “va por donde le dices”, subraya Top Gear. Ayudan los amortiguadores Keener, pero la clave está, según el medio británico, en los neumáticos Toyo opcionales con especificaciones de pista.

Honda Civic Type R

¿Otro Honda Civic Type R en la lista? Los de Top Gear reconocen que fue difícil, pero es que esta generación, con su motor turbo de 2.0 litros y 320 CV con cambio manual, unido a un chasis excelente y unos frenos enormes, hacen que sea un compacto perfecto.

Toyota GR Yaris

Terminamos con el último de los 12 mejores compactos deportivos de la historia, según Top Gear, el Toyota GR Yaris. Seguramente ya lo estabas echando de menos, un verdadero coche de rallyes para gente que nunca va a correr en el WRC. Está animado por un motor 1.6 litros de tres cilindros con 261 CV. ¿El mejor motor de tres cilindros del mercado?

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.